Operación Cisne Blanco: cacería de fiscales y abogados corruptos

El MP y la PNC coordina una serie de allanamientos en busca de fiscales y abogados que comercializan información para beneficiar a acusados. (Foto: PNC)

El MP y la PNC coordina una serie de allanamientos en busca de fiscales y abogados que comercializan información para beneficiar a acusados. (Foto: PNC)

El Ministerio Público (MP) y la Policía Nacional Civil (PNC) realizan una serie de allanamientos en el país para localizar y capturar a fiscales que laboran en el MP y abogados externos que filtran información sobre procesos de investigación.

Esta operación, denominada "Cisne Blanco Fase II", busca a funcionarios en las zonas 1, 6 y 18 de la capital, así como en San Miguel Petapa y Quetzaltenango. Estos empleados públicos aprovechan su posición para compartir datos clasificados con el objetivo de beneficiarse económicamente de ello.

Fase I

Las pesquisas iniciaron en 2015 y en noviembre de ese año se logró la captura de integrantes de la organización criminal llamada Cisne Blanco, la cual se encarga de comercializar la referida información con integrantes de estructuras del crimen organizado.

Sin embargo, la Fiscalía de Asuntos Internos del MP continuó con las indagaciones desde marzo de 2016 y ellas concluyen este viernes para dar con funcionarios del MP.

Las personas que integran esta organización, detalla la PNC, aprovechan su posición en entidas públicas y el acceso a procesos investigativos. Dichos fiscales trasladan el conocimiento hacia oficinas jurídicas o abogados externos que lo utilizan para beneficiar a los acusados.

Los involucrados trasladan los datos de forma verbal, telefónica o vía WhatsApp. Ellos facilitan copias de informes policiales a los procesados, lo cual complica las averiguaciones.

05 de mayo de 2017, 06:05

cerrar