El secreto que un gigantesco cráter siberiano guardó por mucho tiempo

Siberia es reconocida por los enormes cráteres que se han ido formando en las últimas décadas en sus terrenos más boscosos.

Uno de ellos es conocido como el Cráter de Batagaika y empezó a formarse en 1960 luego que una zona de bosque fuera talada, pues que esto provocó que la tierra se hundiera para luego dar paso a temperaturas más cálidas y hundimientos.

En 2008 grandes inundaciones aumentaron el tamaño del cráter y ahora se amplía 15 metros cada año, midiendo al momento casi un kilómetro de largo y 100 metros de profundidad.

Ante tal situación, el investigador Julian Murton, de la Universidad de Sussex en el Reino Unido, viajó hasta el lugar donde se encuentra el cráter y determinó la edad del suelo a su alrededor, un enigma que guardaba un gran secreto.

Resulta que los datos del suelo revelaron que este tiene una edad de 200 mil años y con estos resultados se pueden hacer comparativos entre lugares similares como Groenlandia, China o la Antártida y así conocer más sobre suelos antiguos, su vegetación, clima y relativamente la historia de la Tierra.

En resumen, el enigmático cráter podría revelarnos el gran secreto de cómo se ha transformado la Tierra a través de su historia y cómo han cambiado sus suelos, para así hacer pronósticos e ir un paso adelante de lo que pueda venir.

* Con información de RT

10 de junio de 2016, 20:06

cerrar