Inician los operativos de seguridad para el Super Bowl

El Metlife Stadium de Nueva Yersey, será la sede de la edición 48 del Super Bowl el 2 de febrero. (Foto: bleacherreport.com)

El Metlife Stadium de Nueva Yersey, será la sede de la edición 48 del Super Bowl el 2 de febrero. (Foto: bleacherreport.com)

El dispositivo de seguridad para la disputa del Super Bowl XLVIII comenzó hoy con el inicio de la construcción de la valla metálica de más seis kilómetros que protegerá al MetLife Stadium, Izod Center y la estación eléctrica que suministra la energía a ambas instalaciones deportivas.

De esta manera la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) dio el pistoletazo de salida a la construcción del perímetro de seguridad que protegerá el partido más importante del año en el país, previsto para el próximo 3 de febrero.

Desde los trágicos atentados terroristas del 11 de septiembre del 2011, el proceso siempre ha sido el mismo y este año no iba a ser una excepción e incluso se ha aumentado.

"La NFL ha estado pensando en la seguridad del Super Bowl desde el principio, pero en particular desde que sucedió el 9/11. Se trata de un acontecimiento que requiere de un primer nivel de seguridad nacional, de acuerdo a las designaciones que tiene establecidas el propio gobierno federal
Frank Supovitz
, vicepresidente de eventos de la NFL
Así, la estación eléctrica que abastecerá de energía a las distintas instalaciones deportivas que van a ser utilizadas el próximo 2 de febrero estará dentro del perímetro de seguridad, a diferencia del año pasado en Nueva Orleans, lo que fue un problema después del apagón durante el tercer periodo del partido.

"El estadio mismo se somete a una transformación para convertirse en un ambiente más seguro", explicó  Frank Supovitz, vicepresidente de eventos de la NFL. "Existe un sistema de inspección de vehículos y carga".

Todos los estacionamientos quedarán fuera del perímetro, así que los vehículos de los aficionados no serán sometidos al mismo escrutinio.

80
mil
espectadores asistirán al Metlife Stadium a ver el juego de la edición 48 del Super Bowl. Se espera que unos 400 mil aficionados formen parte de la celebración tras finalizar el juego.
Los aficionados tendrán limitados los objetos que podrán ingresar al estadio. Así, solo podrán llevar al partido una bolsa de plástico transparente para efectos personales, pero no podrán portar mochilas ni bolsas grandes de mano.

Además, el directivo de la NFL explicó que todo el personal que trabaje en la organización del partido habrá tenido que someterse a una investigación de antecedentes por parte del FBI.

Además, siempre de acuerdo al directivo de la NFL, cada uno de esos miembros de la organización, ya estén en el Radio City Music Hall (para el especial de premios), o el personal en el día de medios en el Prudential Center, o del Izod Center para (la fiesta previa) del Super Bowl, serán revisados por el FBI.

 

03 de enero de 2014, 10:01

cerrar