Doce razones por las que Ríos Montt no podría enfrentar a la justicia

Efrain Ríos Montt ya no está apto para enfrentar procesos judiciales, concluyó el Inacif luego de una evaluación médica. (Foto: Archivo/Soy502) 

Efrain Ríos Montt ya no está apto para enfrentar procesos judiciales, concluyó el Inacif luego de una evaluación médica. (Foto: Archivo/Soy502) 

El general retirado Efraín Ríos Montt ya tiene signos de demencia senil, concluye un informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) entregado al Juzgado de Mayor Riesgo “A”; su estado de salud lo podría liberar del juicio por genocidio.

El informe fechado 1 de julio de 2015, menciona que Ríos Montt de 89 años “no se encuentra en pleno uso de sus facultades mentales… no es capaz de entender los elementos de un proceso judicial” y por consiguiente “no es apto para asistir ni atender audiencias judiciales”.

El informe es la llave para que la defensa inicie un proceso de interdicción, que al declararse con lugar libraría al militar retirado de la persecución penal en su contra por genocidio.

El informe del Inacif llega a 15 días de iniciarse el segundo juicio contra Ríos Montt, acusado de genocidio.

Los procesos de interdicción no resuelven casos,  únicamente se hace prevalecer el derecho de la persona de quien se asegura no tiene las capacidades mentales idóneas.

Un caso similar ocurrió con el militar retirado Oscar Mejía Víctores, que fue declarado interdicto y el proceso en su contra no siguió.

Qué dice el informe

1. La edad y la condición médica son factores de riesgo. 

2. Cursa un cuadro de deterioro cognitivo que le impide rendir adecuadamente en térmios de pensamiento y juicio. 

3. Hay historia de sintomalogía sensospectiva en forma de ilusiones y alucinaciones que implica afección del sistema nervioso central. 

4. Débil psicológicamente. 

5. Su condición mental no será mejor en el futuro, por el contrario seguirá progresando al deterioro. 

6. No se encuentra en pleno uso de sus facultades mentales. 

7. No es capaz de entender con propiedad cualquier cargo en su contra. 

8. No es capaz de comprender los elementos de un proceso y los trámites judiciales. 

9. No es capaz de contribuir con su propia defensa. 

10. No es competente para asistir ni entender audiencias judiciales. 

11. Su condición mental depende en gran medida de su estado físico. 

12. La senilidad y la desintegración demencial, es crónica, progresiva e incurable. 

El examen psiquiátrico fue realizado por el médico Juan Jacobo Muñoz, el 1 de julio en la residencia de Ríos Montt en la zona 15, colonia Tecún Umán, con la presencia de su hija Zury Ríos.

07 de julio de 2015, 15:07

cerrar