Activistas piden justicia por muerte de líder comunitaria de Honduras

Activistas guatemaltecos y hondureños salieron a las calles para denunciar el asesinato de la líder y colega Berta Cáceres, que fue calificado como una "amenaza" para todo el movimiento social centroamericano, y además pidieron justicia a las autoridades.
 
Así lo aseguró en declaraciones la activista de la Asamblea Social y Popular Lin Valenzuela, quien junto a otro centenar de personas se concentró este jueves 3 de marzo frente a la Embajada de Honduras en la capital de Guatemala.
 
 
 
Con gritos de "Justicia y castigo para los asesinos" y "Justicia para Berta", los manifestantes pidieron a los representantes diplomáticos de Honduras que lleven el caso ante las autoridades judiciales.
 
Cáceres, cofundadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) y defensora de los recursos naturales en el occidente de Honduras, fue asesinada este jueves en su casa en la occidental ciudad de La Esperanza, al parecer por dos hombres que portaban armas de fuego.
 
Valenzuela denunció la responsabilidad del Gobierno de Honduras en este asesinato por "no haber defendido" a la activista.
 
 
Las reacciones de repudio por el asesinato de Cáceres se han repetido en toda Guatemala.
 
El Procurador de los Derechos Humanos (PDH) de Guatemala, Jorge de León Duque, destacó la labor de Cáceres en defensa de la comunidad indígena Lenca y defendió la labor de los defensores de los derechos humanos.
 
 
Desde ningún punto de vista un Estado puede permitir campañas de desprestigio, amenazas o agresiones en su contra
Jorge De León Duque
, Procurador de Derechos Humanos
 
La Coordinación de ONG y Cooperativas de Guatemala (Congcoop) hizo un llamado "a todas las fuerzas democráticas de la región y el mundo a elevar su voz de protesta por este crimen y a promover boicot en contra de las industrias extractivas de Honduras y América Central".
 
* Con información de EFE
 

03 de marzo de 2016, 18:03

cerrar