Anécdotas de un patito feo, la historia de Neto Bran cuando era joven

El alcalde Neto Bran abrió su corazón hacia los estudiantes del centro educativo Fe y Alegría en Mixco. Bran confesó a los alumnos que durante su vida como escolar nunca fue el más popular, el más atractivo ni el más habilidoso para los deportes de su generación. 

“Yo fui víctima del bullying. Los niños se burlaban de mí. En 1989 yo estaba saliendo de sexto primaria en Mixco y se burlaban de mí por no saber jugar fútbol, basquetbol, ni trompo, ni capirucho, para cosas de esas no era muy bueno”, relataba el jefe edil de Mixco.

“Otra de las cosas por las que se reían de mí era por mis dientes porque cuando era más pequeño me inyectaron en varias ocasiones penicilina debido a mis problemas de salud y eso provocó que me salieran los dientes amarillos, me ponían apodos. Cuando pasé a básicos me voy al colegio San Pablo en la ciudad. Ahí había gente mayor que yo y más viva. Una cosa difícil y que le viene a afectar a uno como joven”, agrega. 

Neto Bran también contó que a los 13 años, cuando ya había crecido y la barba empezó a salirle, salía con gente mayor que él con quienes aprendió a fumar y a beber cerveza.

“Yo creía que con esas actitudes les gustaba a las mujeres y no me daba cuenta que me estaba destruyendo. A veces uno se junta con gente que no es la indicada y comete errores”, recalcó. 

Al final de su historia, Neto Bran aconsejó a los estudiantes que a pesar de los obstáculos que puedan encontrar en el camino, no deben perder el rumbo de sus metas, sin importarles que parezca algo inalcanzable.

“Yo soñaba con ser alcalde de mi pueblo, y se me ha cumplido”, puntualizó.

 

17 de junio de 2016, 07:06

cerrar