Aprobación y rechazo a iniciativa de Ley de Lectura de la Biblia

La iniciativa de ley para la lectura obligatoria de la Biblia en las escuelas para todo nivel educativo, genera reacciones a favor y en contra, pues una de las personas que argumentó el porque la Ley es incongruente, fue echado del Salón del Pueblo del Congreso con gritos y empujones.

Este proyecto de Ley fue presentado este miércoles en el Salón del Pueblo del Congreso de la República, donde fueron invitados miembros de asociaciones religiosas, en su mayoría evangélicas. 

  • LEE: ¿Diputado o profeta? Promueve lectura de la Biblia por decreto

La propuesta es del diputado del partido Libertad Democrática Renovada (Lider), Marvin Osorio, quien aseguró que la aprobación de esta iniciativa de Ley cambiará al país “y al mundo, pues mejorarán los valores de las personas”.

Nuestros niños están perdidos porque no hay educación bíblica en las escuelas. Esta iniciativa no pertenece a ningún partido político, Dios me usa para que esto sea una realidad
Marvin Osorio
, diputado de Lider

La propuesta, según detalló el abogado asesor de Osorio, Víctor Tum, es que la lectura de la Biblia se incorpore al pensum estudiantil como una nueva materia y que el Ministerio de Educación tiene la obligación de capacitar a los maestros para que esta propuesta funcione.

Esta Ley puede aprobarse sin violar la Constitución, porque no dice en ningún lugar que Guatemala sea un Estado Laico, tampoco dice que la educación lo sea, por ello no existe impedimento legal para oponerse
Víctor Tum
, abogado asesor de Marvin Osorio

Tum, explicó que las clases bíblicas no perjudicarán a nadie, pues aquellos alumnos que expresen otra religión podrán tomar de las clases “lo que les sea útil, con esto no estamos evangelizando a nadie”, añadió. 

  • ENTÉRATE: Diputado propone Ley para lectura obligatoria de la Biblia en escuelas

Sin embargo, la iniciativa no contempla alguna fuente de financiamiento, pues a criterio del diputado Osorio, es obligación del Estado proveer los recursos para que la educación gratuita, tampoco menciona como sería la capacitación de maestros en el tema. “Quizá con instituciones internacionales se pueda conseguir algún dinero”, respondió el diputado a la pregunta de dónde podría salir recursos.

Rechazo a lectura

Mientras las asociaciones religiosas aplaudían al diputado de Lider y oraban por que la propuesta sea aprobada en el Congreso, afuera, Carlos Mendoza, miembro de la Asociación Guatemalteca de Humanistas Seculares (AGHS), organizaba una pequeña manifestación para argumentar porque dicha Ley sería dañina para el país.

A criterio de Mendoza, dicha iniciativa viola la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pues en ella se contempla la libertad de conciencia y culto, lo que también está fundamentado en la constitución. “Guatemala aprobó esa norma internacional y por lo tanto debe respetarla”, agregó.

Esta iniciativa es discriminatoria respecto de la creencia de las personas, si bien es cierto existe un 43% de personas católicas, un 41% de evangélicos; hay un 13% que no profesamos el cristianismo, hay musulmanes, judíos, mayas o cualquiera que no coincide con el cristianismo
Carlos Mendoza
, miembro de la AGHS

Mendoza añadió que sería grave que el Congreso apruebe una Ley que obligue a todos los estudiantes recibir enseñanza bíblica como fuente de valores. “Eso es un atentado contra la separación del Estado y la Iglesia”, dijo.

“Te reprendo, Satanás”

Mendoza tuvo dificultades para ingresar al Congreso, pues pese a que se trata de un edificio público, los guardias consideraron que él era un peligro al ser el organizador de la manifestación. Finalmente, ingresó y se ubicó en el Salón del Pueblo.

Cuando la actividad estaba por concluir y Osorio presentaba su iniciativa a los medios. Mendoza tomó el micrófono y explicó a los asistentes porque el proyecto estaba equivocado. Sin alzar la voz señaló que era ilegal y que era discriminatoria.

Inmediatamente su micrófono fue apagado y fue retirado del salón a empujones y los invitados levantaron sus manos orando por él y gritaban “te reprendo, Satanás” o “En nombre de Jesús”, incluso había uno que gritaba: “piensen en los niños”.

Sin duda esta iniciativa de ley provoca discusiones tanto a favor como en contra, por lo que el camino de este proyecto en el Congreso podría ser complejo. 

15 de julio de 2015, 13:07

cerrar