Así funcionaba la estructura de corrupción denominada La Cooperacha

Así funcionaba la estructura de corrupción en la que están sindicados exministros de Estado. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)

Así funcionaba la estructura de corrupción en la que están sindicados exministros de Estado. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)

El 1 de diciembre fue una fecha especial para la red criminal del Partido Patriota: quien quisiera mantenerse dentro de los "beneficios" de la corrupción, debía quedar bien con el "Dueño de la Finca", si quería continuar con su puesto.

En especial, esto regía para esos funcionarios más independientes, que podía manejar su propio presupuesto y "negocios", sin necesidad de estar dentro de los intereses de Pérez-Baldetti como cabecillas de negocios, que incluyen a lo que se conoce ahora como La Línea, TCQ, Lago de Amatitlán, entre otros.

Tal es el caso de Juan de Dios Rodríguez, el entonces presidente del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), quien ya tiene proceso penal por el fraude realizado en el "negocio" de los tratamientos de diálisis peritoneal.

Entonces, para quedar bien, los altos funcionarios debían presentarse ante "El Mero Mero" con un regalo que le hicieran brillar los ojos. ¿Qué podía ser? ¿Un reloj, un carro, una pluma, pañuelos? ¿Qué se le podía regalar al hombre que anhelaba tenerlo todo, todo, todo?

Pero para ello, quién más que la entonces vicepresidenta Roxana Baldetti para saberlo. Ella conocía cada detalle que anhelaba su corazón y podía saber, también con detalle, qué le hacía falta. Total, en buena parte compartían a los mismos administradores (Salvador Estuardo González "Eco" y Juan Carlos Monzón) y hasta al mismo lavador de dinero (Jonathan Chévez). Así que ella tomó cartas en el asunto y valiéndose de su eficiente secretario, empezó la "cooperacha", término muy conocido en nuestro país y otros de latinoamérica, para cuando algún compañero de la oficina tiene necesidad y pasamos pidiendo entre todos.

Así lo hizo para el 2012, 2013 y 2014; probablemente, si no hubieran estado en la cárcel, lo hubieran hecho en el 2015.

Mira más abajo el video de la conferencia del MP y la CICIG

2012: la lancha

El primer año de Gobierno, cuando las coimas aún eran escasas (recién empezaban a recibir los "beneficios" por TCQ o los señalados por el caso "Cooptación del Estado"), el regalo fue "sencillo" (comparado a lo que vendría después): una lancha de lujo.

En esa ocasión, fue la única en que participó Ulises Anzueto, como ministro de Defensa. Los restantes repetirían los próximo años: Mauricio López Bonilla y Alejandro Sinibaldi, ministros de Gobernación y Comunicaciones, respectivamente, y Juan de Dios Rodríguez, presidente del IGSS.

Cada uno aportó 250 mil quetzales, con lo que alcanzó para el flamante regalo de cumpleaños, el cual, por obvias razones, se dio en forma anónima, sin tarjetita de cumpleaños, pero que todos sabían quiénes habían sido los "generosos" participantes.

El costo total de la lancha fue de 2 millones de quetzales, por lo que "alguien" aportó ese millón restante.

2013: la casa en Taxisco

Para el 2013, el monto se elevó y la cooperacha debió ser mayor: una casa de playa en Taxisco. Para ese regalo, hubo cambios: Manuel López Ambrocio había sustituido a Anzueto en el Ministerio de Defensa, y Erick Archila, ministro de Energía y Minas, se sumó.

Ese año, los exfuncionarios le regalaron al expresidente una casa en la Playa ubicada en la aldea El Garitón en el municipio de Taxisco en Santa Rosa. En esa recaudación también participó Sinibaldi, López Bonilla, Juan de Dios Rodríguez y se unieron los ministros de Defensa entre el 2013 y 2014 Manuel López Ambrocio y Erick Archila de Energía y Minas; cada uno aportó 1 millón 500 mil quetzales. Sí, en total, 7.5 millones de quetzales.

Además de la casa, los exfuncionarios le regalaron a Pérez Molina una cuatrimoto y dos vehículos utilitarios de lujo, según se comprobó a través de facturas de los artículos. 

2014: el helicóptero

Y para el 2014, la cumbre de estos regalos (sin saber qué estaba pensando ya Baldetti para regalarle en 2015): un helicóptero. Sí, ese mismo helicóptero del que se encontró un papel escrito a mano entre los papeles de "Eco" y que dio las pistas para que el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), investigaran.

Mira más abajo el video de la conferencia del MP y la CICIG

Para esta ocasión, la ambición parecía desmedida. En total fueron 3.6 millones de dólares para este "regalo", el más caro, a falta del de 2015, que no alcanzó a recibir (hasta donde las investigaciones lo han permitido).

López Ambrocio aportó 1 millón 950 mil quetzales; Sinibaldi dio 245 mil dólares; Archila, 750 mil quetzales; López Bonilla 98 mil 200 dólares y 13 mil quetzales, y Juan de Dios Rodríguez 1 millón 950 mil quetzales. 

En total habrían gastado aproximadamente 33 millones de quetzales en regalos para el expresidente. 

La casa de Baldetti

Pero como "amor con amor" se paga, el entonces presidente Otto Pérez no se quiso quedar atrás y quiso devolverle el detalle a Roxana Baldetti en uno de sus cumpleaños, del 13 de mayo de 2014. Se trataba de una lujosa casa en Roatán, Honduras.

Según las autoridades, esta estructura era organizada por el expresidente Pérez Molina y el encargado de recaudar era Juan Carlos Monzón. Para la compra de la casa López Ambrocio, Sinibaldi, Archila, López Bonilla y Juan de Dios aportaron 750 mil quetzales cada uno para un total de 500 mil dólares

Otto Pérez ya no tuvo oportunidad de entregarle un nuevo presente de las mismas dimensiones, ya que para el año siguiente, Baldetti ya había renunciado y todos tenían la lupa de la CICIG y el MP en la nuca. Además, de que Sinibaldi ya había renunciado como Ministro y se había distanciado del Partido Patriota, por supuestos roces con la entonces Vicepresidenta.

Y aunque lo hubiesen comprado, para entonces Juan Carlos Monzón había desaparecido del mapa y, como era el recaudador, nadie habría sabido qué pasó con ese regalo.

El problema no solo fueron los regalos, ya que a nadie lo acusan de dar un presente para el cumpleaños de un ser querido. En la mayoría de casos, la entrega de dinero tuvo un comportamiento de lavado de dinero (entregar el dinero en efectivo dentro de bolsas o cajas) y que no hay un origen claro de la procedencia del dinero. En algunos casos, no había capacidad económica real de sus "dadores" y en sus declaraciones de probidad esta capacidad económica (así como de los bienes recibidos) no fueron reportados.

Además, se estima que estos regalos provinieron de actividades ilícitas de los miembros de la red, incluso que pudieron haber sido sustraídos de fondos públicos.

De los ocho vinculados, todos están acusados por asociación ilícita y lavado de dinero y otros activos, mientras que Mauricio López Bonilla sumará también los delitos de fraude y cohecho pasivo, por un caso de corrupción en el Renap.

Este sería el quinto caso penal abierto contra Roxana Baldetti (los otros: La Línea, Lago de Amatitlán, TCQ, Cooptación del Estado), el cuarto contra Otto Pérez (también La Línea, TCQ y Cooptación del Estado), el segundo de Juan de Dios Rodríguez (IGSS-Pisa) y para el resto sería el primero.

12 de junio de 2016, 09:06

cerrar