Así son las extravagantes tumbas de los narcotraficantes

Algunos capos de las drogas se llevan su ostentoso estilo de vida literalmente hasta la sepultura: En un cementerio mexicano abundan tumbas de dos pisos equipadas con sala de estar, aire acondicionado y vidrios a prueba de balas.

El domingo se cumplieron en México 10 años desde que el gobierno lanzó a las Fuerzas Armadas en una guerra contra las drogas que desató una ola de violencia con saldo de decenas de miles de muertos, muchos de ellos enterrados por el crimen organizado en fosas clandestinas o dejados a la orilla de una carretera o colgados de un puente.

Pero los jefes de las drogas de Sinaloa, en el noroeste de México y bastión del encarcelado capo Joaquín "El Chapo" Guzmán, se procuraron un final más digno y ahora descansan en sitios como Jardines de Humaya, en Culiacán, la capital estatal.

  • MIRA TAMBIÉN:

Una cripta se asemeja a una capilla, con blancas columnas, vitrales con ángeles y una efigie de Jesucristo de pie en el techo.

  • POR SI NO LO VISTE:

Otras parecen modernos departamentos con puertas de vidrio, escaleras que conducen al segundo piso y salas de estar con sillones para los dolientes. En al menos dos de ellas hay árboles de Navidad.

Al caer la noche, las luces se encienden de manera automática en varias tumbas. Muchas tienen sistemas de alarma.

La mayoría de las criptas tienen en sus muros fotografías o pinturas de los fallecidos, muchos de ellos de entre 20 y 30 años, pero sin nombre que los identifique. Otros majestuosos mausoleos están en construcción a la espera de otros jefes del narco.

12 de diciembre de 2016, 21:12

cerrar