Así es y funciona el Hogar Rafael Ayau que la PGN pide desalojar

La Procuraduría General de la Nación (PGN) solicitó que el Hogar Rafael Ayau pase a manos del Estado para que acoja a más menores que se encuentran en crisis. Pero, ¿qué servicios brinda este lugar?

Soy502 visitó las instalaciones ubicadas en la 16 calle 3-61 de la zona 1 para conocer más acerca de este centro que tanta polémica ha desatado en los últimos días.

  • ASÍ TE LO CONTAMOS... 

En estos mil 600 metros cuadrados de terreno se encuentran: el hogar donde albergan a once niños, la Escuela Taller Municipal, una escuela para niños con capacidades diferentes, la Asociación Prehospitalaria de Guatemala y la Universidad en Línea Rafael Ayau.

Al establecimiento para menores con capacidades diferentes asisten a diario 90 niños de 7:00 a 12:00 horas. Según la madre Inés Ayau, directora del hogar, es importante entender que todo el terreno del Rafael Ayau es "para la caridad y no para oficinas estatales".

  • MIRA EL VIDEO:

También cuentan con educación universitaria en línea a través del sitio ieira.edu.gt. "Esta universidad nos servirá para cuando nuestros niños crezcan puedan estudiar porque es gratuita", aseguró la madre Inés.

En el caso de la Asociación Prehospitalaria, ellos realizan talleres y conferencias para capacitar a bomberos un domingo al mes en estas instalaciones. 

Los menores del Rafael Ayau

Dentro del hogar solo viven once menores de 11 a 16 años. Pero diariamente atienden con sus otros servicios a 400 jóvenes aproximadamente. "Ellos se pudieran haber ido adoptados, pero no nos los permitió el Consejo Nacional de Adopciones", explicó la directora.

Desde el 2006 el centro de caridad no recibe a niños y a los que viven allí los mantienen gracias a donaciones. "Nos ingresan 3 mil dólares mensuales y estos los auditamos..., pero vivimos de donaciones y de los comerciales que construyó el Gobierno sobre la 4.ª avenida", dijo Ayau.

150
niños es lo máximo que ha albergado el hogar

Sobre los 16 locales construidos, la madre aseguró que se crearon para que el hogar tuviera otro pequeño ingreso "y sirviera un poquito para reducir el ruido que venía de la 4.ª avenida".

Samuel es uno de los jóvenes que vive en las instalaciones de Rafael Ayau desde que era bebé, actualmente tiene 16 años. Él comentó que le gusta mucho aprender en la panadería del lugar: "Aquí nos quieren y aquí me curaron de mis pies quemados cuando vine".

  • LEE AQUÍ...

Escuela Taller Municipal

En la Escuela Taller Municipal reciben 300 jóvenes de 14 a 19 años en situaciones de riesgo. "Les damos una beca de 500 quetzales al mes para que les sirva para sus gastos al asistir, si alguno nos falla pierde la beca", indicó el director de la escuela, Gerardo Ortega.

En la escuela además de los talleres también aprenden computación e inglés. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)
En la escuela además de los talleres también aprenden computación e inglés. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

Aquí existen cinco tipos de talleres: carpintería, herrería, electricidad, jardinería y construcción. Todos estudian durante dos años y son egresados como técnicos avalados por el Ministerio de Educación. 

Aquí nadie puede venir ni volverlo oficinas estatales porque ya pierde su función
Madre Inés Ayau
, directora del Hogar Rafael Ayau.

Decisión de la PGN

Las instalaciones donde funciona el Hogar Rafael Ayau pertenecen al Estado. La petición de desocuparlas en un plazo de 30 días la hizo la Procuraduría General de la Nación (PGN), la cual asegura que hubo vicios legales cuando el inmueble se entregó, en 1996, en usufructo para 50 años. 

De acuerdo a la funcionaria, los documentos del edificio de mil 600 metros cuadrados, ubicado en la 16 calle entre 3.ª y 4.ª avenida de la zona 1, jamás se hicieron públicos en el Diario Oficial ni en el Registro General de la Propiedad para hacer efectivo su usufructo.

La madre Inés aseguró que ese hogar lo fundó su tatarabuelo "para que fuera un lugar de caridad y quedó específico en su testamento que, si se utilizaba para otra cosa que no fuera para la educación de los niños necesitados, lo tenían que devolver a la familia", resaltó. Sin embargo, admite que nunca se realizaron los trámites requeridos porque no sabía que debían hacerse. 

Otras de las quejas de la PGN es que en el lugar funcionan varios locales comerciales que son subarrendados. La directora Ayau asegura que el dinero que proviene de esas rentas sirve para la alimentación de los jóvenes. Son 3 mil dólares, unos 22 mil 500 quetzales al mes. 

De la misma forma, Ortega indicó que si se cumple lo solicitado por la PGN "sería un desastre" porque los jóvenes no tendrían a dónde ir, "estarían en la calle esperando de qué forma sobrevivir".

La procuradora adjunta de la Pocuraduría de Derechos Humanos (PDH), Hilda Morales, aseguró que si hubo irregularidades en el proceso se deben solucionar "sin perjudicar a los niños... A ellos no se les debe desamparar y si esos servicios funcionan no tendrían por qué coartarse".

Por ahora, los días dados para desalojar el inmueble están corriendo, pero la madre Inés no tiene intención de abandonar el lugar. 

24 de marzo de 2017, 06:03

cerrar