Asume como diputada, Daniela Beltranena, la mano derecha de Baldetti

En medio de la incertidumbre, Daniela Beltranena, la polémica mano derecha de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, asume como diputada en el Congreso de la República, luego que el Congreso aceptara la renuncia de Pedro Muadi; sin embargo, esta podría renunciar al puesto.

Sin duda, la polémica rodea a Beltranena, pues no se encontraba presente cuando el Congreso aceptó la renuncia de Muadi. Por Ley, ella debía asumir inmediatamente después antes de realizar cualquier otra cosa.

Pero los diputados decidieron aceptar una interpretación diferente, pues redactaron en el Acta que se daría trámite a la renuncia de Muadi hasta que Beltranena ingrese, con ello, pudieron continuar con la agenda.

Mientras Beltranena ingresaba al Congreso, los diputados aprobaron el Estado de Calamidad de Santa Catarina Pinula, por la tragedia de El Cambray y nombraron municipio a Petatán, en Huehuetenango. Posteriormente, se supo que la nueva diputada ya se encontraba en el Congreso.

Posible renuncia

Beltranena se encontraba en la Sala de Espera de la Junta Directiva, lugar donde fue abordada por la prensa, y mencionó que renunciar a su curul, inmediatamente después de tomar posesión, podría ser una opción.

Señaló que si renuncia, sería por los señalamientos “sin fundamentos” que la prensa a vertido contra ella, solo por ser la ex asistente de Roxana Baldetti, quien guarda prisión por el caso de defraudación aduanera “La Línea”.

Se le cuestionó quién asumiría en su lugar si ella decide renunciar y con su mano señaló a Carlos Ulván, exministro de Trabajo, quien se encontraba frente a ella en la Sala de Espera. Ulván declaró a su favor que solo se encontraba acompañándola porque Beltranena se lo pidió.

Ingresa sola

No es común que los diputados, o nuevos funcionarios que serán juramentados en el Congreso ingresen solos, por protocolo deben ser acompañados por dos secretarios, coas que no sucedió en esta ocasión.

Pocos diputados, del PP y de la UNE, se acercaron para saludarle y darle la bienvenida al Congreso. Por un momento estuvo sola antes de ser juramentada. Poco después, dos secretarios de la Junta Directiva le acompañaron.

Beltranena tomó lugar en su curul, luego registró su ingreso al colocar su huella digital en el tablero y regresó para conversar con sus colegas diputados. Parecía pedir asesoría.

Para renunciar, Beltranena debe redactar una carta, presentarla a Dirección Legislativa, luego esta debe ser trasladada a Junta Directiva y en la próxima sesión plenaria, debe conocerse y el pleno debe aceptar su renuncia.

27 de octubre de 2015, 18:10

cerrar