Auxilio Divino para aquellos que necesitan cuidado y esperanza

El alcoholismo y otras adicciones son enfermedades que no tienen cura, pero que pueden ser controladas y quienes las padecen deben vivir en lucha contra ellas en proceso largo de recuperación. Esta es la causa y la misión de las mujeres de la "Comunidad terapéutica femenina Santa María Magdalena".

“Hay personas que han deambulado tanto por la calle que pareciera que se han quedado sin alma”, con esta frase describe Victoria Divassi, directora del centro, a las pacientes que llegan por primera vez en busca de la ayuda de Santa María Magdalena.

El padre Fernando Divassi fundó en 2005 una comunidad para mujeres con problemas de adicción, con la misión de dar apoyo a quienes sufren problemas de alcoholismo y otras adicciones, pero sobre todo, dar esperanza y apoyo a sus familias.

A muchas mujeres se les margina diciendo que son drogadictas, la palabra suena muy dura, son personas enfermas que sin saber la causa han llegado a esta situación
Victoria Divassi
, Directora del centro

El centro trabaja con mujeres que viven en la calle y con mujeres que aún tienen familia. El tiempo de este proceso de recuperación es de no menos de 6 meses, y las pacientes reciben apoyo psicológico, físico y espiritual. Se espera que las mujeres recuperen su vida, su dignidad y sobre todo a su familia. 

Para la directora, es fundamental cumplir con estos requerimientos para poder ingresar al centro a recibir tratamiento: “Primero se debe tener voluntad, llegar al centro que esta ubicado en la 34 avenida 9-53, zona 5, colonia El Edén, con un documento de identificación y con la persona que se hará cargo de ella durante el tiempo que esté en terapia”.

El centro recibe a mujeres entre 14 y 60 años y como parte de las terapias hacer ejercicio, actividades de recreación, reciben ayuda psicología individual y grupal, se brinda terapia a la familia, aprenden panadería y sobre todo, reciben un apoyo espiritual.

Las manualidades y costura son algunas de las actividades que hacen las mujeres en el centro, durante los aproximadamente 6 meses de recuperación. (Foto: Esteban Biba/Soy502)
Las manualidades y costura son algunas de las actividades que hacen las mujeres en el centro, durante los aproximadamente 6 meses de recuperación. (Foto: Esteban Biba/Soy502)

Si la residente o su familia no pueden pagar la estadía, el centro se hace cargo de los gastos, solo se debe dar una ofrenda o lo que puedan pagar.

El sacerdote Francisco Divassi también fundó la Casa de los Abuelitos San José Villa de Emaús, una comunidad que ayuda a adultos mayores con poco o ninguna cobertura social y familiar, que por su condición de ancianidad se han quedado solos y desamparados y necesitan una atención humana y solidaria.

La principal misión del centro para adultos mayores es servir y atender personalmente a cada uno de los habitantes. (Foto: Boletín)
La principal misión del centro para adultos mayores es servir y atender personalmente a cada uno de los habitantes. (Foto: Boletín)

Para formar parte de estos equipos de ayuda puedes apoyar comunicándote a los teléfonos 24720005, 52003289 o al correo electrónico auxiliodivino911@gmail.com. Tu ayuda puede ser económica, la cantidad no es importante, ayuda a que estas personas salgan adelante.

13 de marzo de 2014, 19:03

cerrar