Belleza y excesos: La modelo Kate Moss cumple 40 años

En un momento de estabilidad para la modelo, que ha logrado burlar a una industria tan despiadada como la de la moda, Moss celebra mañana su cumpleaños, según la prensa británica, en una isla caribeña que le ha prestado el magnate Richard Branson. Foto AFP

En un momento de estabilidad para la modelo, que ha logrado burlar a una industria tan despiadada como la de la moda, Moss celebra mañana su cumpleaños, según la prensa británica, en una isla caribeña que le ha prestado el magnate Richard Branson. Foto AFP

La modelo londinense Kate Moss cumple 40 años, este 16 de enero, sin haber perdido un ápice de su magnetismo y su inagotable filón comercial y convertida en todo un referente de estilo a prueba de excesos.

Nacida en el barrio de Croydon un 16 de enero de 1974, la vida de Moss dio un giro radical al ser descubierta por la fundadora de la agencia Storm, Sarah Doukas, en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York cuando tenía catorce años.

Un rostro aniñado y una extrema delgadez hicieron de la camaleónica Moss la antítesis de las reinas de las pasarelas que en los 90 causaban furor. Las despampanantes Claudia Schiffer o Cindy Crawford tenían que hacer hueco a la nueva referente del cuestionado movimiento "heroin chic".

Sus 40 primaveras no han minado ese atractivo y su nombre sigue siendo garante de éxito en cualquier campaña publicitaria, como comprobó el empresario Philip Green al encargarle el diseño de varias colecciones para sus populares almacenes de moda Topshop, que retomará este año. Foto AFP
Sus 40 primaveras no han minado ese atractivo y su nombre sigue siendo garante de éxito en cualquier campaña publicitaria, como comprobó el empresario Philip Green al encargarle el diseño de varias colecciones para sus populares almacenes de moda Topshop, que retomará este año. Foto AFP

Su primera portada en 1990 para la revista "The Face", con catorce años, impulsó un nuevo concepto de belleza. Desde entonces su caché no ha dejado de cobrar nuevas dimensiones y, según la lista de Forbes, es hoy una de las modelos más ricas e influyentes del mundo.

La dilatada carrera de Moss, poco aficionada a dar entrevistas, abarca multimillonarios contratos para firmas como Chanel, Burberry, Longchamp, Bulgari, Rimmel, Calvin Klein o Mango si bien esa trayectoria se ha visto salpicada por más de un escándalo.

También la casa Christie's de Londres dedicó recientemente una subasta a la prolífica carrera de la modelo con fotos, pinturas y esculturas de artistas como Annie Liebovitz, Mario Testino o Mary McCartney. Foto AFP
También la casa Christie's de Londres dedicó recientemente una subasta a la prolífica carrera de la modelo con fotos, pinturas y esculturas de artistas como Annie Liebovitz, Mario Testino o Mary McCartney. Foto AFP

Se le ha tildado de anoréxica y ha sido vilipendiada por promover los cuerpos esqueléticos. Una de sus frases más polémicas fue la desafortunada "Nada sabe tan bien como la delgadez", por la que recibió un aluvión de críticas. Su afición a la juerga ha sido un imán para los "paparazzi", que divulgaron instantáneas de la modelo en evidente estado de embriaguez, dando trompicones a la salida de locales de moda.

Además de estas salidas de tono, los tabloides exprimieron un nutrido historial sentimental, que incluye el mediático romance con el actor estadounidense Johnny Depp, su relación con Jefferson Hack, el director de la revista de tendencias "Dazed & Confused" y padre de su hija, Lila Grace, o el cantante Pete Doherty.

 

15 de enero de 2014, 08:01

cerrar