Una inocente broma familiar casi termina en tragedia

Una inocente broma en un momento familiar casi termina en desgracia luego que la fusión entre una secadora de cabello y talcos para bebé se convirtiera en un lanzallamas.

Todo comenzó cuando el padre de familia llenó de talco la secadora de pelo de su esposa y esta al encenderla soltó talco lo que desató la risa de sus hijos.

Apenas habían pasado un par de segundos cuando de repente el talco hizo combustión y transformó a la secadora en un lanzallamas dirigido directamente al rostro de la asustada mujer.

Las llamas se esparcieron y la mujer sufrió quemaduras en su rostro y su cabello, para darle un final bastante dramático a lo que pretendía ser una broma.

Al final no se sabe si fue trasladada a un hospital, solamente que de inmediato fue auxiliada por su esposo y sus pequeños.

 Con información de Daily Mail.

 

16 de junio de 2016, 17:06

cerrar