¿Se ha preguntado por qué su salario le alcanza menos cada año?

La respuesta a esta pregunta se encuentra en la enorme distancia entre el salario mínimo y lo necesario para adquirir la canasta básica vital, una disparidad que cada año se hace más grande, sobre todo porque ambos, en los último 10 años, no han crecido al mismo ritmo. Además, la brecha respecto a la canasta vital ampliada se hace insalvable. 
 

Al realizar una comparación entre el salario mínimo y lo que cuesta la canasta básica desde 2006, podemos observar que el salario agrícola creció 109% y el no agrícola un 115%, mientras que la canasta básica creció un 117% y la vital ampliada un 137%.
 
Si ya en 2006 el salario mínimo no alcanzaba para cubrir las necesidades básicas de una familia de cuatro personas, 10 años después la diferencia es aún mayor. 
 
2,740.21
quetzales
Es el salario mínimo para el sector agrícola y no agrícola
 
La situación se agrava para los trabajadores de maquilas. Su salario, que es diferenciado desde 2008, creció solo un 48%, menos de la tercera parte del porcentaje de lo que creció el costo de los víveres. 
 
 
De esa manera, en 2016, para comprar la canasta básica las personas que ganen el salario mínimo necesitarán obtener, de una u otra manera, 361 quetzales extras cada mes. Pero para la canasta vital ampliada, que ya incluye vestuario y vivienda, lo que las personas deben buscar por otras vías extras a su empleo serán 3 mil 434 quetzales al mes, pues el total es de 6 mil 174 quetzales mensuales.
 

30 de diciembre de 2015, 16:12

cerrar