Banguat en alerta roja: no hay dinero para pagar la deuda

Si Guatemala no paga su deuda, se arriesga a que las calificadoras de riesgo, como Fitch Raitings, coloquen al país en lista negra para futuros créditos (Foto: Archivo/Soy502)

Si Guatemala no paga su deuda, se arriesga a que las calificadoras de riesgo, como Fitch Raitings, coloquen al país en lista negra para futuros créditos (Foto: Archivo/Soy502)

Guatemala enfrenta una grave crisis, pues el Ministerio de Finanzas ha anunciado que no le alcanza el dinero para pagar 1 mil 100 millones de quetzales de deuda que deben amortizarse antes del 15 de diciembre. Si el país no cumple, las calificadoras de riesgo bajarán la nota soberana del país, cerrando así posibilidades de más créditos.

¿Qué sucedería si Guatemala no paga la deuda pública? El presidente del Banco de Guatemala (Banguat), Sergio Recinos, señaló que se cerrarían las ventanillas de préstamos, pues el Fondo Monetario Internacional (FMI) colocaría al país en una lista negra.

Las calificadoras de riesgo son una variable fundamental. Ellos emiten su calificación, básicamente tomando en cuenta la posibilidad que tiene cada país para poder pagar su deuda. En ese sentido, si no se paga se tendría una rebaja de la calificación soberana. Es muy peligroso hablar de eso
Sergio Recinos
, presidente del Banco de Guatemala

Recinos instó a las autoridades a que se haga todo lo necesario para “honrar el pago de esa deuda, sin descuidar los servicios básicos del país. Obviamente será con más deuda, idealmente un crédito debe ser para inversión, pero no hay que olvidar la caída de ingresos que ha tenido el país”, señaló el presidente del Banguat.

Calificaciones preocupantes

La calificadora internacional Fitch Raitings publicó el año pasado un informe donde redujo la calificación soberana de Guatemala, que pasó de “BB+” a “BB”, advirtiendo que la Reforma Tributaria aprobada en 2012 no superó las expectativas y existían niveles preocupantes en recaudación. 

Este año, Guatemala temió peor cuando fue arrestado Luis Suárez, presidente del Banguat, por un caso de fraude en el Seguro Social, lo cual provocó una ola de incertidumbre en inversionistas a nivel internacional y calificadoras de riesgo, pues la detención del presidente del Banguat se sumaba al escándalo de “La Línea” y a los graves señalamientos a la ex pareja presidencial. 

Fitch Raitings y Moody´s mantuvieron la calificación soberana para Guatemala, pese a la crisis política y fiscal que vive el país. Pero falta el informe de Standard & Poor`s (S&P), que al ver el arresto del ex presidente Otto Pérez Molina y la realización de las elecciones, decidió aguardar para publicar su análisis. 

La solución del Minfin

La solución del Ministerio de Finanzas es la misma que propuso el año pasado, cuando se encontró en una situación similar pues adeudaba alrededor de 1 mil 400 millones: emitir más deuda vía bonos del tesoro para pagar esa deuda.

El problema es que no tiene techo presupuestario para hacerlo, pues el dinero para pagar la deuda (más de 1 mil millones de quetzales) se trasladó a principios de año al Ministerio de Comunicaciones, cuando aún era dirigido por Alejandro Sinibaldi, decisión tomada por el entonces presidente, Otto Pérez Molina.

El Ministerio de Finanzas deberá pedir al Congreso una ampliación presupuestaria para pedir más bonos, y no solo para amortizar la deuda pública, sino para pagar lo que le debe Organismo Judicial (OJ), que son alrededor de 400 millones de quetzales. Además, existe un rubro de 1 mil 200 millones por pagar y más de 600 millones que se le adeuda a proveedores del Ministerio de Salud.

En pocas palabras, el Estado se encuentra endeudado hasta el cuello y su capacidad de pago ya llegó al límite, pues los recursos captados vía impuestos ya no alcanzan para cumplir con los compromisos crediticios. 

Deuda vrs. capacidad de pago

Recinos explica que en términos del Producto Interno Bruto (PIB), Guatemala debe el 24.6% y con la deuda planteada en el Proyecto de Presupuesto para 2016, se alcanzaría el 25%. En este sentido, el límite aún está lejos, pues lo recomendable es que un país no adeude más del 40% de lo que produce. 

Pero el verdadero problema, señala el Presidente del Banguat, es la capacidad de pago, pues Guatemala tiene una deuda superior al 227.8% más de lo que recibe en ingresos tributarios. “El problema no es la deuda, sino la necesidad de aumentar los ingresos fiscales del país”, señala Recinos.

30 de octubre de 2015, 09:10