Caravana de 5km de autos rinde homenaje a Paul Walker

Uno tras otro, los autos se colocaron en fila en una caravana que ocupó cerca de 5 kilómetros. Muchos de los vehículos eran similares a los que habían aparecido en las películas de Rápido y Furioso. Aceleraron los motores y recorrieron lentamente la calle Hércules de la localidad de Santa Clarita, California, en donde murió la estrella de Hollywood Paul Walker hace una semana, el 30 de noviembre, cuando su amigo Roger Rodas, un exitoso migrante salvadoreño, se estrelló contra un poste cerca del parque sur. Ambos viajaban en un Porsche Carrera GT modelo 2005, conducido por Rodas, que al impacto se convirtió en una bola de fuego.

Miles de fanáticos se congregaron también en el lugar y caminaron en silencio en la calle donde Walker y Rodas encontraron la muerte, de una manera prematura y brutal, en una escena que muchos describieron como salida de las películas que le dieron fama y fortuna al actor. Este homenaje de los fans no fue organizado por la familia y los amigos de Walker o de su amigo. Fue convocado de manera espontánea en Facebook, por los admiradores del actor y por clubs de automovilistas de California.

Tanto Walker como Rodas eran amantes de los autos deportivos. Rodas incluso era el propietario de una empresa dedicada a la venta de vehículos de alto rendimiento. La noche en que ambos murieron habían asistido a un evento de caridad a beneficio de los damnificados del tifón de Filipinas, donde el Porsche Carrera GT que les costó la vida estuvo en exhibición.