Cavani se redime y el PSG supera al Chelsea en la ida de octavos

No corren buenos tiempos para el uruguayo Edinson Cavani a orillas del Sena, pero el decisivo gol que dio la victoria 2-1 a su Paris Saint Germain frente al Chelsea podría ser el revulsivo que necesita. El nueve uruguayo no pudo comenzar peor el año: adelantó sus vacaciones debido a una lesión, lo que le valió el reproche del técnico, Laurent Blanc, y de sus propios compañeros.

Al 39 Ibrahimovic abrió el marcador, pero al 46 Mikel marcó el empate para los vistantes y sobre el final, Cavani resolvió el partido para los locales. En el otro duelo de la jornada el Benfica venció 1-0 a Zenit.



Antes titular indiscutible, Cavani vio cómo el brasileño Lucas Moura se imponía en el once de inicio por delante de él, jornada tras jornada, y el partido de este martes contra el Chelsea tampoco fue diferente.

En el banquillo a la espera de una oportunidad, le llegó su turno en el minuto 74. Y solo tuvo que esperar cuatro minutos para que el destino le brindase su ocasión. El destino, o más bien Ángel di María, que le metió un fenomenal pase en profundidad para su carrera.



Escorado y con poco ángulo, en un costado del área, Cavani se citó en la noche parisina con Courtois. No dejaba muchos resquicios el gran portero belga, pero el ariete uruguayo es experto en hallar rendijas allá donde a otros solo se les nubla la vista.

Por abajo, ante la mirada de los centrales londinenses que trataban de recular, Cavani fusiló a Courtois y apenas pudo controlar su euforia. Corrió embebido hasta el centro del campo para celebrar con su afición, que le había recibido con la esperanza que se dispensa a los hacedores de milagros.



Fue un varapalo para el Chelsea tras un partido más que serio en el que había conseguido contener las ráfagas de juego de los locales.

Sobre todo en la segunda parte, Di María y Maxwell insistieron por su costado y consiguieron desbordar en varias ocasiones al antiguo jugador de Osasuna y Olympique de Marsella.

Cuando parecía que el partido comenzaba a languidecer, y el Chelsea había retomado la iniciativa bajo la batuta de Cesc, apareció Cavani, el jugador más caro de la historia del fútbol francés, para colocar la eliminatoria en la incertidumbre.



No le resultará fácil al uruguayo desbancar del once a Lucas, uno de los mejores de su equipo este martes, pero goles así a buen seguro crearán las dudas en Blanc que Cavani pretende aprovechar.

 

16 de febrero de 2016, 16:02

cerrar