Súpermartes II podría consolidar ventaja de Trump y Hillary en EE.UU.

Este martes se desarrolla la actividad más importante en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. (Foto: EFE) 

Este martes se desarrolla la actividad más importante en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. (Foto: EFE) 

 

 

 

 

Este martes 15 de marzo la carrera por la presidencia de Estados Unidos se juega cinco estados importantes para todos los candidatos: Florida, Illinois, Ohio, Carolina del Norte y Missouri. En caso de ganar en los primeros tres con una amplia diferencia, implicaría el poder despegarse en la lucha por la candidatura de su partido. 

 

En el caso de los demócratas, donde solo quedan como aspirantes Hillary Clinton y Bernie Sanders, buscarán ganar en estos Estados. La ex Primera Dama tiene hasta este martes 768 delegados, mientras que su rival, 554. Aún están lejos de ganar la candidatura, pues se requieree de 2 mil 383 delegados para ganarla y aún no se completa el 50% de las primarias. 

 

 

 

Sin embargo, para este Súpermartes están en juego 691 delegados y podrían ayudar mucho para ganar las candidatura. Se espera una victoria de Clinton en Ohio, Florida e Illinois, lo que consolidaría su ventaja.

 

 

Los republicanos, en una pelea candente

 

 

Para los republicanos, el martes representa una jornada de vida o muerte para las ilusiones de Marco Rubio, senador por Florida, y John Kasich, gobernador de Ohio.

 

Por su parte, las primarias republicanas están más cerradas. Donald Trump tiene hasta el momento 460 delegados y muy lejos, pero con posibilidades, Ted Cruz con 370 delegados. Marco Rubio ha ganado hasta el momento 163 delegados y, prácticamente fuera de contienda, John Kasich, con 63.

 

 

Para ganar la candidatura se requieren de 1 mil 237 delegados y aún quedan disponibles 1 mil 401, de los cuales, 358 se eligen este Súpermartes.

 

 

 

 

Una victoria del millonario Donald Trump en Florida -como apuntan sin excepción los sondeos divulgados en la última semana- sellaría la suerte de Rubio, quien en ese caso podría inclusive ser presionado para abandonar la contienda.

 

 

En tanto, Kasich también depende de una victoria en el Estado del que es gobernador, donde los sondeos muestran una disputa muy equilibrada con Trump.

 

 

 

 

Una victoria de Kasich en Ohio podría ponerlo nuevamente en la disputa, en especial si Rubio queda a un costado del camino. Este lunes, el excandidato presidencial Mitt Romney pronunció un discurso durante un acto en apoyo a Kasich, y fue ovacionado.

 

 

Al hablar en un acto público durante el fin de semana, Trump aseguró que si el martes resulta vencedor en Florida y Ohio "el partido estará liquidado" en la disputa interna. Sondeos señalan su victoria en Florida, Illinois, Misuri y Carolina del Norte.

 

 

Dimes y diretes

 

 

En tanto, entre los demócratas, el senador Bernie Sanders y la exsecretaria de Estado Hillary Clinton realizaban actos públicos para convencer a los últimos indecisos.

 

 

Sanders realizó un acto en Ohio donde dijo que Trump era un "mentiroso patológico".

 

 

Trump había dicho el fin de semana que los hechos de violencia en sus actos de campaña eran provocados por militantes de Sanders, y amenazó con mandar sus propios activistas a provocar desórdenes en los mitines del aspirante demócrata.

 

Por su parte, Clinton dedicó el lunes a contactos políticos y con electores en Florida, donde según sondeos de la Universidad Quinnipiac tiene una ventaja de unos cinco puntos porcentuales sobre Sanders.

 

 

 

 

Durante una reunión pública con electores en la noche del domingo, Clinton dijo que Trump estaba "traficando odio y miedo", y clasificó al polémico millonario como un "incendiario político".

 

15 de marzo de 2016, 10:03

cerrar