Del Club Achi´k, de la Segunda División, a la selección mayor

Su nombre es Gilder Lemus, tiene 17 años y aunque no ha jugado en la Liga Nacional o Primera División, este lunes hizo realidad el sueño de muchos jovenes, pues tuvo su primer contacto con la selección mayor guatemalteca, donde es uno de los 24 futbolistas que trabajan en el Proyecto Goal, al mando de Walter Claverí, con miras a los dos partidos eliminatorios frente a Estados Unidos el 25 y 29 de marzo.

Ilusionado y con los nervios que genera tener una convocatoria de ese nivel, Lemus salió de su casa en la colonia Jardines de la Mansión 1, Villa Hermosa, San Miguel Petapa, a las 13:10. Un amigo lo llevó en motocicleta y era evidente la emoción en su rostro.

Sobre sus hombros cargaba una mochila escolar con sus guantes, zapatos de futbol, un par de vendas y otros implementos.

“Ya estoy listo, vamos que tengo que llegar puntual”, dijo el portero del equipo Achi’k, de la Segunda División.

Luego de 35 minutos en el tráfico de la capital, por fin consiguió llegar sin novedad al Proyecto Goal, un lugar que ya conoce, pues fue parte de la selección Sub17 que dirigió Juan Manuel Funes Fernández.

Gilder viene a entrenar con la selección mayor, porque seguramente será considerado para la Sub20 y por política de este cuerpo técnico entrenará y será parte del grupo
Rogelio Flores
, entrenador de porteros de la selección

“Vengo con la ilusión y con deseo de aprender y de aportar mi trabajo. No todos los días lo convocan a uno a la selección, así que aquí estoy”, explicó.

Llegó la hora de entrar a la concentración, de recibir la ropa de entrenamiento, la revisión médica y por último saltar a la cancha junto al experimentado Paulo César Motta y José Carlos García, portero mundialista sub 20.

Vestido con sudadero amarillo y pants negro, en el centro del campo uno del Proyecto Goal, estaba el chico de Villa Hermosa, junto a los seleccionados mayores.

Nos interesa darle oportunidad y que vivan la experiencia de entrenar con los seleccionados mayores y poco a poco vendrán más jóvenes a los trabajos
Walter Claverí
, seleccionador nacional

El cuerpo técnico saludó al equipo y de inmediato comenzó el entrenamiento. Tras el calentamiento, los tres guardametas trabajaron con Rogelio Flores, el preparador de porteros de la Bicolor.

El trabajo de la Sele fue regenerativo y Gilder no tuvo oportunidad de atajar en interescuadras, sin embargo este fue el primero de muchos entrenamientos con la Selección.

Su historia

Lemus nació en la capital, creció en la colonia 1ero. de Julio, en la zona 19, donde dio sus primeras patadas a un balón, en canchas de tierra y en "chamuscas" con los amigos del barrio.

“Allí fue donde aprendí a amar el futbol y a ser feliz detrás de una pelota de plástico”, recordó.

En el 2012, Gilder Lemus, asistió al estadio Mateo Flores para ver un partido de la selección mayor, y se tomó esta foto sin pensar que cuatro años después podría entrenarse con la Bicolor. (Foto: Gilder Lemus)
En el 2012, Gilder Lemus, asistió al estadio Mateo Flores para ver un partido de la selección mayor, y se tomó esta foto sin pensar que cuatro años después podría entrenarse con la Bicolor. (Foto: Gilder Lemus)

La familia de Lemus decidió trasladarse a la colonia Jardines de la Mansión 1, donde vive y alterna su pasión por el futbol estudiando bachillerato en Computación en el Instituto por Cooperativa de Villa Hermosa.

“Espero tener el apoyo del Instituto para llevar bien los entrenamientos con la selección y así poder cumplir en lo académico”, dijo.

Su encuentro formal con el futbol llegó hace cinco años cuando asistió a una convocatoria que hizo el entrenador nacional, Antonio García, quien dirige el proyecto Achi’k desde que era un plan piloto para masificar el futbol, hasta hace un tiempo que se convirtió en un club privado que ahora compite en la Segunda División.

Desde niño, a Gilder le gustó ser portero y a sus 17 años ya se entrena con la Selección mayor guatemalteca. (Foto: Gilder Lemus)
Desde niño, a Gilder le gustó ser portero y a sus 17 años ya se entrena con la Selección mayor guatemalteca. (Foto: Gilder Lemus)

“Me recomendó Ricardo Jerez (padre). Fue en los campos del Roosevelt donde fui a hacer la prueba y gracias a Dios me quedé. Hoy puedo decir que el futbol es una bendición en mi vida”.

Así ha pasado el primer día con la Bicolor de este joven portero quien ya cumplió el sueño de cientos de jóvenes en Guatemala: tener la oportunidad de entrenarse con la Sele mayor.

14 de marzo de 2016, 20:03

cerrar