Clubes, drogas y robos: el origen del ataque en que murió Cabral

Durante el tercer día de juicio, el Ministerio Público reprodujo las declaraciones ofrecidas como anticipo de prueba por Henry Fariñas y Josué Cerón. (Foto: Agencias)

Durante el tercer día de juicio, el Ministerio Público reprodujo las declaraciones ofrecidas como anticipo de prueba por Henry Fariñas y Josué Cerón. (Foto: Agencias)

Dos versiones distintas sobre el inconveniente que dio origen al ataque armado en el que murió el cantautor argentino Facundo Cabral, fueron relatadas por testigos durante el tercer día del juicio contra cinco implicados en crimen.

La primera hipótesis fue planteada por el mismo Henry Fariñas, empresario costarricense que era el blanco original del ataque. 

En un video de 2011 que fue reproducido durante la audiencia, Fariñas declaró como anticipo de prueba que el único inconveniente que podría haber dado lugar a que alguien quisiera hacerle daño era un desacuerdo con un nicaragüense que se hacía llamar José Treviño que tras ser cliente por dos años del club nocturno Élite, quería adquirir la sucursal de este en Costa Rica.

Se prevé que la próxima semana se emita la sentencia en contra de los implicados en la muerte de Facundo Cabral. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)
Se prevé que la próxima semana se emita la sentencia en contra de los implicados en la muerte de Facundo Cabral. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)

José Treviño es Alejandro Jiménez, alias “El Palidejo”, quien, según Fariñas, se molestó con él porque se negó a recibirle el pago en efectivo en el negocio por el club.

Lo que sucedió fue que el señor Treviño me quiso pagar el club en efectivo con billetes de 20 dólares y yo me rehusé, entonces me acusó de engañarlo.
Henry Fariñas
, objetivo del ataque en el que murió Cabral.

Por su parte, Josué Benedicto Cerón, quien siendo parte de la estructura que planificó el ataque fue constituido como testigo protegido, indicó que lo que motivó a Jiménez a pedir que acabaran con Fariñas fue una deuda por drogas.

Cerón reveló que Jiménez se dedicaba a ingresar cocaína a Guatemala que era comprada por un zacapaneco del que dijo desconocer el nombre y Fariñas. Para lograr tal propósito, “El Palidejo” contrataba los servicios de Elgin Vargas (otro de los implicados) para que adaptara un doble fondo en los vehículos que transportarían la droga y dinero en efectivo.

A decir de Cerón, Elgín Vargas, quien enfrenta juicio junto a Jiménez, por haber contratado a los sicarios y haber planificado el ataque, se dedicaba a la reconstrucción de carros chocados que eran traídos de Estados Unidos y que eran reparados con piezas de vehículos robados en Guatemala.

Asimismo, el testigo dijo que Vargas contrató a Juan Hernández, Adelino García y Wilfred Stokes para llevar a cabo el ataque contra el empresario.

Yo quise declarar porque quiero ver crecer a mi hija y no me parece justo que una persona inocente y admirable (Facundo Cabral) que lo único que hacía era hablar de paz, muera así
Josué Benedicto Cerón
, testigo protegido.

Cerón trabajaba para Vargas por lo que participó en la vigilancia de Fariñas previo al ataque y el 9 de julio de 2011, se dedicó a conducir un vehículo involucrado en el percance.

El juicio continúa este 1 de abril y se espera que más testigos y peritos den a conocer los detalles del incidente ocurrido el 9 de julio de 2011 que acabó por error, con la vida del trovador argentino.

 

01 de abril de 2016, 07:04

cerrar