La llamada de broma que alertó sobre un accidente aéreo en Fraijanes

Eran las 17:20 de este martes 8 de agosto cuando una llamada alertó a paramédicos de la Cruz Roja Guatemalteca (CRG) acerca de un accidente aéreo en Fraijanes

  • ASÍ TE LO CONTAMOS...

 

Minutos más tarde, la misma llamada alertó a los Bomberos Voluntarios, quienes también movilizaron personal al lugar para iniciar con la búsqueda de posibles sobrevivientes. 

 

Eran las 17:32 cuando en las redes sociales de la Dirección General de Aeronáutica Civil se confirmó que, ante la situación, se había activado una alerta SAR (Búsqueda y Rescate, por sus siglas en inglés). 

 

La Policía Nacional Civil, elementos de la Policía Municipal de Tránsito de Fraijanes y Bomberos Municipales Departamentales también llegaron al lugar, donde momentos después indicaron que no había tal accidente. 

 

La llamada falsa  

Tanto la CRG como los Bomberos Voluntarios confirmaron que la llamada fue falsa, puesto que en el área no localizaron aeronave y los registros de sus centros de operaciones revelan que el hombre solo alertó del accidente y colgó el teléfono.  

"Nosotros, todas las llamadas, especialmente de accidentes o tiroteos, las tomamos muy en serio y se trabaja como tal", explicó William González, vocero de los Voluntarios.  

Estos socorristas trasladaron al lugar entre 15 a 20 elementos, 10 al menos de la patrulla de búsqueda y rescate, así como 4 unidades de emergencia, una motobomba y un picop. 

  • MIRA...

 

"Se movilizan recursos humanos y materiales, se gasta gasolina y también se pone en riesgo la vida propia de otros paramédicos", expresó González.  

Por su parte, Marielos Rossell, vocera de la CRG, explicó que esta entidad movilizó tres unidades de emergencia, una medicalizada, otra de atención prehospitalaria y una última de rescate.   

Las consecuencias  

En redes sociales circula un mensaje de Facebook de un perfil llamado "Ángel Batres", quien sería la persona que realizó la llamada.  

 

Según González, por esta situación dejaron de atender otras emergencias. 

 

Los paramédicos Voluntarios expresaron que minutos después de esa llamada, otra ingresó al centro de atención de emergencias alertando de una persona atropellada en cercanías del Cementerio General.  

Al llegar, los bomberos notaron que se traba de un hombre en estado de ebriedad y a quien le colocaron salsa de tomate en la cabeza para fingir un fuerte golpe. 

Por esta llamada ninguno de los cuerpos de emergencia colocó denuncia alguna, ya que no existe una normativa que castigue esta lamentable broma.

09 de agosto de 2017, 08:08

cerrar