Cuatro misiles rusos dirigidos a Siria se estrellaron en Irán

Cuatro misiles lanazados por barcos rusos en el mar Caspio contra objetivos en Siria cayeron en Irán. (Foto: Efe) 

Cuatro misiles lanazados por barcos rusos en el mar Caspio contra objetivos en Siria cayeron en Irán. (Foto: Efe) 

Al menos cuatro de los misiles crucero que Rusia ha lanzado desde el Mar Caspio contra objetivos en Siria han impactado en territorio iraní por error, aseguraron funcionarios del Gobierno estadounidense consultados por la cadena CNN.

Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, que analizaron información de inteligencia, han concluido que hasta cuatro misiles rusos se habrían estrellado en Irán, territorio que tienen que atravesar, además del norte de Irak, para llegar a los objetivos marcados en Siria.

Los funcionarios, que pidieron el anonimato, no aclararon si puede haber víctimas por los impactos de los misiles, algo que tampoco han confirmado las autoridades iraníes o rusas, aliadas en su apoyo al Gobierno del líder sirio, Bachar al Asad.

Este miércoles, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, aseguró que la totalidad de los 26 misiles lanzados desde el Mar Caspio por cuatro destructores rusos habían alcanzado sus objetivos sin provocar víctimas civiles.

Los misiles tienen que viajar durante más de 1.200 kilómetros y atravesar varios corredores de aviación comercial antes de llegar a Siria, donde buscan atacar objetivos de los yihadistas del Estado Islámico (EI), así como de otros grupos rebeldes opuestos a Al Asad.

Los bombardeos desde el mar comenzaron esta semana como apoyo a las operaciones aéreas que Rusia lleva a cabo y que han sido criticadas por Estados Unidos por estar enfocadas en todo tipo de oposición a Al Asad y no buscar una salida negociada del dictador que ponga fin a más de cuatro años de guerra civil.

Las autoridades de Washington y Moscú ha comenzado contactos para evitar choques indeseados debido a que los estadounidenses lideran desde hace un año una campaña internacional de bombardeos contra el EI en Siria e Irak que podría causar incidentes entre pilotos de sendas operaciones.

Denuncian escalada rusa en Siria

La OTAN denunció la "preocupante" escalada militar rusa en Siria y se declaró preparada para defender a Turquía ante cualquier ataque si fuera necesario, en una reunión de ministros de Defensa de la Alianza Atlántica.

La situación en Siria se coló en el encuentro, en el que también se habló sobre Afganistán y se avanzó hacia un marco estratégico para proteger el flanco sur de la organización de posibles amenazas.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, señaló que a la Alianza le inquieta que esa mayor presencia rusa no solo consiste en fuerzas terrestres, sino también navales, en el este del Mediterráneo, y que además está ligada a la violación del espacio aéreo aliado.

Apuntó también a que Rusia está probando en Siria "algunas de sus armas más modernas".

"Pido a Rusia que desempeñe un papel constructivo en la lucha contra el Estado Islámico (EI). Las acciones rusas y el apoyo al régimen (sirio) no ayudan", señaló.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, criticó por su parte el comportamiento "errático y contraproducente" de Rusia, y advirtió que Moscú deberá hacer frente a las consecuencias, que incluirán "bajas" entre los efectivos que tiene desplegados en Siria.

Sostuvo además que los rusos "se están aislando" cada vez más de la comunidad internacional con ese tipo de acciones.

"No vamos a cooperar con Rusia mientras siga con esta estrategia equivocada", dijo Carter.

El ministro español de Defensa, Pedro Morenés, también se mostró crítico con Moscú, y dijo en un encuentro con la prensa que "el lenguaje ruso es el del hecho consumado, la intervención y luego la explicación".

Sobre la violación del espacio aéreo turco por parte de aviones rusos, Stoltenberg condenó de nuevo los hechos, y advirtió de que "la OTAN está lista y es capaz de defender a todos los aliados, incluido Turquía, contra cualquier amenaza".

La organización se ha estado preparando, añadió, "con el aumento de nuestra capacidad, de nuestra habilidad, de nuestra preparación para desplegar fuerzas incluidas al sur, incluida Turquía".

La Alianza "seguirá vigilando de cerca la situación", aseguró en este sentido.

Durante la reunión, el ministro turco, Mehmet Vecdi Gonul, urgió por su parte a sus homólogos a mantener sus baterías antimisiles en la frontera siria, indicaron fuentes aliadas.

Estados Unidos y Alemania ya advirtieron el pasado agosto de sus planes de poner fin a la misión de sus baterías de Patriot desplegadas en Turquía.

Morenés, dijo por su parte que el país está dispuesto a mantener desplegada su batería antiaérea de misiles Patriot en la base militar de Adana (Turquía) si la OTAN lo considera necesario.

Sobre Afganistán, Stoltenberg explicó que muchos aliados están dispuestos a ser flexibles con el calendario de repliegue de las fuerzas.

 

08 de octubre de 2015, 15:10

cerrar