La depredación forestal amenaza al sitio arqueológico de El Mirador

Esta ciudad maya, El Mirador, está a punto de saltar a la fama de la mano de la cadena de televisión NatGeo. (Foto: Alejandro Balam/Soy502)

Esta ciudad maya, El Mirador, está a punto de saltar a la fama de la mano de la cadena de televisión NatGeo. (Foto: Alejandro Balam/Soy502)

La ciudad más antigua y más grande de la civilización maya, El Mirador, se encuentra en peligro de ser destruida por los incendios, la deforestación y las invasiones. El sitio arqueológico se encuentra en el área denominada “Cuenca del Mirador”, que ocupa 2169 km² al Norte de Petén y el sur de México.

El arqueólogo Richard Hansen, Director del Proyecto “Cuenca El Mirador”, hizo un llamado para que sea atendido el problema que amenaza con acabar con miles de años de historia y con una de las “maravillas” que tiene Guatemala.

“Se están perdiendo 1028 km² de bosque virgen cada dos años. Esto incluye la parte de México también y el norte de Petén”, explica Hansen. Y advierte que según imágenes satelitales la destrucción de bosque se acerca a los sitios arqueológicos.

Esta ciudad maya está a punto de saltar a la fama de la mano de la cadena de televisión NatGeo. La relevancia cultural de El Mirador la convirtió en el primer destino de los productores de la nueva serie “La Historia de Dios” conducido por el actor Morgan Freeman. La producción, que se estrenará el 3 de abril, se transmitirá en 171 países y en 45 lenguas.

La mano del hombre

La deforestación en los alrededores de la zona se da principalmente por la comercialización de maderas finas así como por la destrucción de bosque para convertir las tierras en potreros para ganado.

El 100% de los incendios son provocados por el hombre”, comenta Hansen. Agrega que el único bosque intacto que queda en centroamérica es el que se encuentra en la Cuenca del Mirador. 

Impulsar el turismo sin construir carreteras

Jorge Chajón, director del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), dijo que el presidente, Jimmy Morales, está comprometido con la conservación y el desarrollo de El Mirador como un destino turístico sostenible.

Debido a que la Cuenta del Mirador es un importante pulmón de la región, Chajón explica que “se está gestionando la venta de 100 millones de dólares en bonos de carbono con entidades norteamericanas para invertirlo en la conservación de la cuenca y otros proyectos en Petén”. No obstante, no especificó cuándo podrían contarse con estos fondos.  

Tanto Chajón como Hansen coinciden que se debe evitar la construcción de una carretera en la cuenca debido al impacto ambiental que estas tienen en el bosque, además de que facilita el ingreso de los depredadores de maderas finas.

La solución que proponen es la de construir una pequeña línea de tren que lleve 100 personas diariamente a la ciudad de El Mirador desde la Aldea Carmelita a 37 km del sitio arqueológico. Este se realizaría en menos de un año con una inversión de 8 millones de dólares.

Además también se discuten proyectos como un hotel ecológico y un mercado de artesanias mayas. “Según el Ministerio de Finanzas solamente Tikal produce el 220 millones de dólares al año. Nosotros con el proyecto de El Mirador podemos duplicar fácil esas suma, llevando desarrollo a las comunidades sin impacto ambiental ¿Qué mejor modelo que este?”, concluye.

 

23 de marzo de 2016, 13:03

cerrar