Empleados de la Contraloría se apropiaban de las multas pagadas

Una empleada y un extrabajador de la Contraloría General de Cuentas (CGC) fueron detenidos por agentes de la División Especializada en Investigación Criminal (DEIC) y fiscales del Ministerio Público (MP), por realizar cobros ilegales aprovechando su cargo en la institución.

Los capturados son Markz Rolando Ruano Ramírez, de 32 años, y Rita Ileana Muñoz Jiménez de Mejía, de 55, ambos fueron parte de la Sección Informática de la Dirección de Probidad de la CGC.

Según la orden de captura girada por el Juzgado Sexto de Primera Instancia Penal, ambos habrían incurrido en los delitos de abuso de autoridad, alteración de registro informático, apropiación y retención indebida.

La investigación permitió establecer que los sindicados identificaban a las agrupaciones políticas y a los funcionarios que tenían sanciones por no cumplir con lo que dicta la Ley de Probidad y les solicitaban una cantidad de dinero menor a la deuda. 

El finiquito es la constancia de la carencia de compromisos pendientes con el Estado.
El finiquito es la constancia de la carencia de compromisos pendientes con el Estado.

El pago que efectuaban sus víctimas no era trasladado a la CGC, sino que los aprehendidos compraban un recibo de 11 quetzales para fingir que se cubrió la sanción y tras ingresar el número del documento al sistema, gestionaban la Constancia Transitoria de Inexistencia de Reclamación de Cargos (finiquito).

26 de mayo de 2016, 15:05

cerrar