El Cambray II: A un mes de la tragedia que enterró a una comunidad

Parece que fue ayer cuando la tragedia de El Cambray II conmocionó a Guatemala y al resto del mundo por la violenta forma con la que el cerro se desplomó sobre las viviendas, soterrando a cientos de personas

Santa Catarina Pinula se intenta reponer de la catástrofe y continuar con el día a día, aunque todavía está muy presente y la herida sigue abierta.

Un mes después del suceso, todavía se desconoce la cifra exacta de las personas que quedaron bajo los miles de metros cúbicos de arena. Un mes después, las familias continúan viviendo en los albergues. Un mes después, la ayuda económica que había prometido el Ministerio de Desarrollo (Mides) no llega. Un mes después, la morgue continúa con cuerpos y segmentos sin identificar.

El tiempo parece no transcurrir en Santa Catarina Pinula que se ha quedado estancado en aquel 1 de octubre, en la que muchos celebraban alegremente el Día del Niño sin imaginar que un mes después estarían colocando flores en las tumbas de sus familiares en el día de Todos los Santos.

La morgue, sin reactivos

El 13 de octubre concluyeron oficialmente las labores de rescate. Desde esa fecha, se continuó operando en la zona para retirar la mayor cantidad de arena y acondicionar el lugar, pero con un menor número de máquinas y operarios. 

Lo que antes era El Cambray, ahora es una planicie de tierra que espera ser declarada campo santo, pese a que la municipalidad se opone a esa opción. Mientras tanto, desde la morgue avanza en el reconocimiento de los cadáveres, pero aún son muchos los denominados como XX.

"Hasta la fecha hay 13 cuerpos en las cámaras frías y 69 segmentos corporales sin identificar", detalló el alcalde reelecto, Víctor Alvarizaes.

Desde la catástrofe, un total de 202 cuerpos han ingresado en la morgue y todavía quedan 13 por identificar.

Inacif calculó que necesita alrededor de 1.6 millones de quetzales para poder realizar las pruebas genéticas para identificar los restos. Se estima que cada prueba de ADN sanguínea suponga un coste de 300 dólares y ósea, de hasta mil dólares.

Sin embargo, aún no ha recibido el apoyo económico necesario y mientras, los cuerpos esperan en las cámaras a que eso suceda.

Se intenta avanzar a través de reconocimiento por huella y odontología, pero no es suficiente para todos los cadáveres. 

Las víctimas, sin ayuda económica

El Mides pretende comenzar a repartir las ayudas a partir del 15 de noviembre. Mientras tanto, las familias continúan en los albergues viviendo en común y sin ningún tipo de privacidad. Además, desde esta semana, las mujeres comenzaron a colaborar en las labores de cocina y limpieza para mantenerse en actividad.

Aún así las horas y los días son largos, a la espera de recibir los 2,600 quetzales por unidad familiar. 

De la cocina van saliendo los tres tiempos de comida completos. Unos 400 de media. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)
De la cocina van saliendo los tres tiempos de comida completos. Unos 400 de media. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

En total, la coordinación de los cuatro albergues habilitados, registra un total de 439 afectados y 114 familias, entre ellos 16 menores de un año y 17 mayores de 60 años.

Por su parte, los centros de acopio siguen recibiendo víveres. En total, se registró la entrada de 140 toneladas de alimentos, de los cuales se han empleado 25 toneladas en la alimentación de las familias y voluntarios.

 

01 de noviembre de 2015, 12:11

cerrar