De la euforia al llanto: el Atlético de Madrid vuelve a fallar

Parecía que en esta edición de la UEFA Champions League, el Atlético de Madrid podría alcanzar la gloria viniendo de atrás luego de empezar perdiendo la final con el gol que anotara en posición dudosa Sergio Ramos a favor del Real Madrid

Luego de arrancar la segunda mitad con mucho ímpetu, los dirigidos del argentino Diego Simeone apretaron para buscar el empate desde los primeros minutos la parte complementaria. Al parecer, la suerte le sonreía al Atlético cuando el árbitro pitó un penal a su favor, pero Griezmann lanzó su disparo hacia el larguero del portero Keylor Navas

Los colchoneros encontraron finalmente la paridad cuando Juanfran hizo un pase preciso desde la banda derecha hacia el centro para que Carrasco enviara el balón al fondo de la portería del Real Madrid

Al final del tiempo reglamentario y el alargue, el empate se mantuvo por lo que la tanda de los penales decidiría quien sería el campeón. Todo iba parejo para ambos equipos, hasta que Juanfran envió su disparo al poste derecho del portero tico y darle la ventaja a los merengues para coronarse campeón. 

Y fue así, Cristiano Ronaldo, quien no tuvo brillo en todo el juego, fue el verdugo de los rojiblancos, mientras Juanfran pasó de ser uno de los héroes a villano del Atlético de Madrid, que buscaba revancha de la final de 2014 en Lisboa, que perdió en los últimos minutos a manos del mismo verdugo, el portugués que anotó el 3 a 1 de aquella ocasión. 

28 de mayo de 2016, 17:05

cerrar