El expresidente del Congreso Pedro Muadi ingresa a prisión militar

El expresidente del Congreso, Pedro Muadi, sindicado de sustraer fondos del Legislativo por medio de plazas fantasmas, ingresó a la cárcel militar Mariscal Zavala y permanecerá ahí hasta que se desarrolle la audiencia de primera declaración programada para el 4 de noviembre.

Muadi intentó evitar que se ejecutara una orden de captura girada en su contra el 28 de octubre y este viernes se presentó a primera hora al juzgado Undécimo de Instancia Penal, sin embargo Muadi no evitó ser engrilletado.

El juez José Eduardo Cojulum le hizo saber el motivo de su aprehensión y posterior los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) lo engrilletaron y lo trasladaron a la prisión militar.

¿Muadi enfermo?

El abogado defensor del exdiputado pidió al juez que Muadi fuera ingresado a un hospital debido a un padecimiento en la glándula salival Parotida, el juez no aceptó pero autorizó que un médico del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) realice un chequeo médico y dependiendo de la evaluación se decidirá si Muadi es trasladado a un centro asistencial.

Muadi habla con la prensa

Me someto al proceso de justicia y vengo con la frente en alto y con la consciencia tranquila
Pedro Muadi
, ex diputado

El exdiputado estaba nervioso; su expresión era de susto y desconsuelo, aún así aceptaba ser entrevistado por cada periodista que lo requería; brindó más de 5 entrevistas.

De su aparente enfermedad no dio muchos detalles, dijo que tenía que ser intervenido por el padecimiento en la glándula Parotida, se tocó el lado derecho de su rostro bajo la oreja, señalando el lugar del dolor.

De su implicación en el caso de plazas fantasmas dijo: “Soy el primer interesado en aclarar esto”.

Q.630
mil
Fue lo defraudado al Congreso

¿De qué lo acusan?

La Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) sindicada a Pedro Muadi del delito de peculado por sustracción y asociación ilícita, según las pesquisas Muadi ofreció a miembros de su equipo de seguridad un pago extra de 2 mil quetzales a su salario, el que sería cancelado con fondos del Congreso y para lo cual debían firmar un contrato de ocho mil quetzales. 

Muadi pagaba los dos mil a sus empleados y los otros seis le eran entrados a él, por el caso más de 20 personas están ligadas a proceso.

29 de octubre de 2015, 13:10

cerrar