Con este testimonio, el piloto de Otto Pérez se convirtió en testigo

Jair Samayoa, el exdirector de Aeronáutica Civil y expiloto de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, se convirtió en testigo del Ministerio Público (MP). La declaración que brindó en noviembre de 2015 fue revelada por el juez Miguel Ángel Gálvez durante la audiencia en la que resuelve la situación legal de las 57 personas imputadas en el caso Cooptación del Estado.

Jair Samayoa declaró en una audiencia de anticipo de prueba, esto significa que en un eventual juicio no estará presente y la información que brindó servirá como evidencia en contra de los procesados.

  • PUEDE INTERESARTE:

Soy502 obtuvo una copia del audio de la declaración en la que describió la compra de cuatro aeronaves, tres están decomisadas y una que lograron esconder y quizá se encuentre en Houston, Estados Unidos.

El juez Miguel Ángel Galvez, mostró la réplica del jet conocido como "La Balita". (Foto: Wilder López/Soy502)
El juez Miguel Ángel Galvez, mostró la réplica del jet conocido como "La Balita". (Foto: Wilder López/Soy502)

A continuación un resumen de la declaración: 

Relación con Baldizón

Jair Samayoa declaró que antes de trabajar con Otto Pérez y Baldetti, realizó vuelos para el excandidato presidencial Manuel Baldizón, se conocían dijo porque se graduaron juntos del Instituto Adolfo V. Hall y la relación terminó por un desacuerdo con la esposa de Baldizón.

“Tuve la oportunidad de volar con todos los partidos políticos, inicialmente volaba con el señor Manuel Baldizón”, señala Samayoa. 

Escucha lo que dijo sobre su relación con Baldizón: 

Su relación con Baldetti y Beltranena

Samayoa aseguró que conoció a Baldetti durante un viaje a una aldea de Quiché. “A ella le gustó y empezó a volar”.

En relación a Beltranena, el exdirector de Aeronáutica declaró que “era una relación de trabajo que se convirtió en una gran amistad” y dijo que fueron cuatro años los que piloteó para ellos.

Samayoa declaró que la misma Beltranena le llamó al ganar la elecciones en 2011, para decirle que siguiera trabajando.

 

Daniela Beltranena recibía comisión

Según Jair Samayoa, Daniela Beltranena recibía hasta un 15% de comisión por cada vuelo que realizaba Roxana Baldetti con la empresa Transportes Aéreos Guatemaltecos. Baldetti, según el testigo, no utilizó el helicóptero asignado a la vicepresidencia por parte del Estado.

Samayoa también dijo que Beltranena llamaba a los ministros para decirles que tenían que pagar el vuelo que los fines de semana realizaba Baldetti. Escucha más de lo que dijo en el siguiente enlace.

Helicóptero uno TG-PES Bell 407

Jair Samayoa describió que Roxana Baldetti le pidió cotizar un helicóptero, la comunicación fue a través de mensajes de texto por medio de la plataforma BBM de los celulares BlackBerry.

“Me pide si puedo averiguar de algún helicóptero 407 que vendan, yo le digo que sí”, se escucha en la declaración.

Samayoa dice que contactó con su amigo Geovanny Maldonado y encontraron uno del interés de Baldetti.

La entonces vicepresidenta, según la descripción de Samayoa, le pidió que Beltranena no se enterara y el negocio se haría a través de Juan Carlos Monzón. La aeronave tenía un valor de 3 millones de quetzales.

Samayoa asegura que Jonathan Chévez haría la negociación y fue él quien coordinó un viaje a Miami, para “probar” el estado de la aeronave.

Escucha a Jair Samayoa sobre el primer helicóptero:

Intentaron esconder el helicóptero

Cuando Roxana Baldetti regresó de viaje de Corea del Sur, el helicóptero ya no tenía permiso de vuelo y el entonces presidente Otto Pérez le solicitó a Jair Samayoa que le firmara una matrícula provisional al helicóptero.

Samayoa asegura que la petición le fue hecha en el despacho del director de la SAAS. La intención era ocultar la aeronave en Belice o Estados Unidos. Jair Samayoa asegura que no firmó la petición de Pérez.

Escucha a Jair Samayoa:

 

Según Samayoa, Otto Pérez Molina se enojó “muchísimo” cuando el helicóptero fue decomisado. 

Helicóptero dos el TG-GRO

El segundo helicóptero llegó a Guatemala en 2014, era propiedad del empresario Gabriel Guerra, un constructor de Petén, que según Jair Samayoa ganó muchas licitaciones con el Estado.

El helicóptero pudo ser escondido y según Samayoa puede que esté en Houston. “El helicóptero lo sacaron del país”, asegura.

Mientras Guerra tiene orden de captura vigente confirmó el juez Gálvez en la audiencia.

Jair Samayoa describió que el helicóptero tenía originalmente las siglas TG-GRO, por Gabriel y Roxana (Baldetti) y le fueron cambiadas a TG-GAV.

Samayoa aseguró que el segundo helicóptero llegó con seis horas de vuelo y Baldetti le pidió que fuera él el único que lo usara. Fue usado exclusivamente para el transporte de ella y los hijos en sus viajes recreativos.

Sigue escuchando a Jair Samayoa en esta descripción:

Helicóptero tres

El tercer helicóptero era el matrícula TG-ORA, por las iniciales de Otto Pérez, Roxana Baldetti y Alejandro Sinibaldi, pero fue cambiada la matrícula a TG-ESP-SP.

Según Jair Samayoa, la aeronave estuvo durante mucho tiempo en el hangar de Guillermo Lozano, quien fue piloto aviador de Pérez Molina.

En su declaración, Samayoa aseguró que Daniela Beltranena le informó que se quedaría con esa aeronave y se pensó en escribirle la matrícula TG-DAB por Daniela Beltranena, pero al final no se pudo porque ya estaba siendo utilizado ese nombre por una persona en Retalhuleu desde hacía 20 años.

El helicóptero finalmente está decomisado.

Escucha los detalles en voz de Jair Samayoa:

 

La compra de “La Balita”

Jair Samayoa, convertido en testigo del MP, también dijo en su declaración en anticipo de prueba que supo de la compra del avión matrícula N371-CF conocido como “La Balita”. La compra se realizó a Gustavo Alejos, quien también se encuentra implicado en el caso.

“Daniela Beltranena me comentó que Baldetti se lo compró a Gustavo Alejos y como era el más rápido le pusieron La Balita”, dijo Jair Samayoa.

El exinterventor declaró que en una ocasión que voló para Alejos de su residencia hacia las oficinas de Tigo en helicóptero, observó que tenía una réplica a escala de la aeronavela cual Alejos le entregó a Samayoa; “Mirá, dáselo a tu jefa (Baldetti), a ella le sirve más ahora que tiene el avión”, le habría dicho Alejos.

Jair dice que nunca le dio la réplica y fue la que entregó al MP y que el juez mostró en la audiencia.

El juez Gálvez, mientras describía la declaración que en la audiencia no fue reproducida, analizó el monto de los costos de las aeronaves y cuestionó las millonarias cifras diciendo: "¿De dónde salió el dinero?" y agregó: “la vicepresidenta tuvo que haber trabajado cinco períodos, es decir 25 años para reunir ese dinero”. 

Al terminar la audiencia el expresidente Otto Pérez Molina trató de desacreditar la declaración de Samayoa y el análisis del juez Gálvez. Mira lo que dijo: 

22 de julio de 2016, 07:07

cerrar