Fidel Castro reaparece en público tras ausencia de nueve meses

Asistido por fisioterapeutas y junto a su familia, el líder cubano Fidel Castro acudió la noche del miércoles a la apertura en La Habana del nuevo estudio del pintor y diputado Alexis Leyva (Kcho), en su primera aparición pública en nueve meses.

La televisión cubana mostró este jueves imágenes sin audio de Castro, de 87 años, sentado en el estudio de Kcho, a quien le regaló un libro con una dedicatoria. "Se cumplen 55 años de la entrada de Fidel a La Habana y que Fidel haya venido aquí a la inauguración del proyecto, estoy muy emocionado", dijo Kcho a la televisión cubana.

Se especulaba -debido a inusuales medidas de seguridad- que Fidel podría asistir al acto por el 55 aniversario en la Ciudad Escolar Libertad, donde en 1959 el jefe guerrillero pronunció un encendido discurso de victoria. Sin embargo, esta celebración fue suspendida debido al mal tiempo en La Habana.

Desde que cedió el mando a su hermano Raúl Castro, Fidel Castro hace pocas apariciones públicas: la anterior tuvo lugar en abril de 2013, poco después de la muerte de su amigo y aliado Hugo Chávez, cuando inauguró una escuela en La Habana.
Desde que cedió el mando a su hermano Raúl Castro, Fidel Castro hace pocas apariciones públicas: la anterior tuvo lugar en abril de 2013, poco después de la muerte de su amigo y aliado Hugo Chávez, cuando inauguró una escuela en La Habana.

El portal oficialista Cubadebate publicó una única foto en la que Castro, vestido con un abrigo de color negro, aparece sentado de espalda a la cámara conversando con Leyva en el estudio, con su mano izquierda levantada.

En su oreja izquierda lleva un dispositivo para mejorar la audición. En otras fotos no publicadas por medios cubanos se ve a Castro encorvado, caminando con dificultad, apoyado en un bastón y asistido por sus fisioterapeutas y escoltas.

Fidel Castro señala una escultura en el centro de arte "Kcho Romerillo" que fue inaugurado la noche del miércoles. Foto AFP
Fidel Castro señala una escultura en el centro de arte "Kcho Romerillo" que fue inaugurado la noche del miércoles. Foto AFP

Más atrás se puede ver a su mujer, Dalia Soto del Valle, y a sus hijos Alex (fotógrafo) y Antonio (médico y vicepresidente de la Federación Internacional de Béisbol). Castro, que en algunas fotos aparece con anteojos, lleva una bufanda de color verde (en La Habana hubo temperaturas inusualmente bajas en los últimos tres días, por debajo de 19 grados Celsius) y bajo el abrigo tiene un suéter de color gris.

"Lo vi bien, tiene buen semblante, aunque está viejito y encorvado. Uno se acostumbró a ver a un Fidel gigante (muy alto). Ahora, aunque está muy encorvado, sigue siendo un gigante", declaró a la AFP Merlyn Smith, una cajera de 30 años.

 

09 de enero de 2014, 16:01

cerrar