Caso Torbe: De Gea, Isco y Muniain, implicados en caso de prostitución

David De Gea, portero de Manchester United, Iker Muniain y probablemente, Isco Alarcón estarían implicados en una red de protitución en España. (Foto: Marca)

David De Gea, portero de Manchester United, Iker Muniain y probablemente, Isco Alarcón estarían implicados en una red de protitución en España. (Foto: Marca)

Una testigo protegida apunta a tres futbolistas de primer nivel de España como posibles implicados en el “caso Torbe”, la investigación abierta al director de cine porno por la creación de una red de prostitución ilegal.

Según ha desvelado eldiario.es, una de las víctimas de la trama aseguró a la policía que en 2012 fue obligada por el productor a participar en un encuentro sexual con el futbolista del Athletic de Bilbao, Iker Muniain, y con otro futbolista que no ha sido identificado todavía.

Según esta información, el encuentro tuvo lugar en un hotel del centro de Madrid y fue concertado por David de Gea, portero del Manchester United y de la Selección Española. Identificó a ambos en una segunda declaración, aportando también mensajes de móviles de alguno de ellos.

El Confidencial apunta a que el tercer implicado es el madridista Isco, pero los investigadores creen que la testigo podría estar confudida al aportar datos que no encajan con Isco pero sí con otro futbolista.

Según apunta El Mundo, la policía por ahora ha descartado que se haya cometido ningún delito. "Si hubiesen cometido algún delito, se les hubiera detenido inmediatamente".

Posteriormente, otra testigo protegido menor de edad aseguró que Torbe le obligó a grabar un vídeo de contenido pornográfico para mandarlo a los futbolistas.

Un informe en el que la policía otorga credibilidad a estas declaraciones y descarta que las testigos busquen desacreditar a los futbolistas por dinero o motivos personales. El juez recibió el informe y ha dado traslado a la Fiscalía para que emita un informe al respecto.

*Con información de Cadena Ser

10 de junio de 2016, 11:06

cerrar