Gobierno cuadruplicó su gasto publicitario en 2013

El polémico programa "De Frente con el Presidente" le costó al país más de Q22 millones al país durante 2013. (Foto: Archivo).

El polémico programa "De Frente con el Presidente" le costó al país más de Q22 millones al país durante 2013. (Foto: Archivo).

El Gobierno de Otto Pérez Molina se caracterizó durante 2013 por promover sus logros y avances en materia de seguridad y economía a través de diferentes medios de comunicación. Para esto orientó Q125.4 millones del erario, unas cuatro veces lo gastado en ese rubro en 2012

Sin embargo, la tendencia no disminuirá en 2014, ya que la inversión en más publicidad para el primer trimestre del año quedó arreglada desde los últimos días de 2013. La Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia es la encargada de comprar espacios publicitarios y dos días después de la Noche Buena, el pasado 26 de diciembre, adjudicaron Q15 millones 518 mil 250 para transmitir "spots" informativos en televisión durante el primer trimestre de este año.

Durante noviembre se contrataron los servicios de producción para la realización de reportajes y documentales sobre proyectos de Gobierno. Además, se compró equipo de producción para la Secretaría de Comunicación Social. La cuenta ascendió a Q2 millones 142 mil 230

Mucho más que 2012

Durante el 2012 los contratos publicitarios fueron mucho menores: tuvieron un costo de Q31 millones 629 mil 390, una diferencia respecto de lo contratado durante 2013 de más de Q93 millones. 

Para Manfredo Marroquín, director de Acción Ciudadana (AC), capítulo de Transparencia Internacional para Guatemala, "se trata de una estrategia para hacerle creer al público que sí hay avances cuando no es así, pues los anuncios elogian los logros y minimizan las críticas a la administración".  

El Gobierno se promueve por medio de la publicidad y no a través de resultados concretos. Es parte de su política. Su gasto en ese rubro es demasiado discrecional
Manfredo Marroquín
, director de Acción Ciudadana

 

¿Campaña electoral?

Marroquín destaca que cada Gobierno incrementa sus gastos en publicidad, al final de su gestión, y de esta manera realiza una especie de propaganda anticipada a favor de su partido, generando un impacto mediático en las personas y posibles votantes.

Sin embargo, este Gobierno ha gastado en su segundo año de mandato lo que otros han desembolsado en el último. Marroquín teme imaginar cuánto más podría gastar esta gestión durante los próximos dos años. “¿Cuánto será?”, añade.

Es evidente que la propaganda contratada tiene fines políticos. Es triste, pues ese dinero se podría invertir en otros rubros que tienen mucha más prioridad como Salud, Educación y Seguridad
Manfredo Marroquín
, director de Acción Ciudadana

06 de enero de 2014, 10:01

cerrar