Google y Facebook encabezan mercado de la publicidad en móviles

El logo de Google en las oficinas del grupo en Bruselas. (Foto: AFP/Archivos, Georges Gobet)

El logo de Google en las oficinas del grupo en Bruselas. (Foto: AFP/Archivos, Georges Gobet)

El mercado de la publicidad en dispositivos móviles se duplicó en 2013 al alcanzar los 17.900 millones de dólares y prevé fuertes ganancias para este año, con Facebook y Google a la cabeza, dijo la firma de investigación eMarketer.

Agregó, que el gasto de la publicidad en móviles se incrementó 105% el año pasado y prevé crecer otro 75% en 2014, a 31.450 millones de dólares.

Facebook y Google estuvieron a la cabeza del mercado, consiguiendo entre ambos captar ganancias por 6.920 millones de dólares en publicidad para móviles en 2013.

Google se mantuvo por encima de sus rivales, pero vio mermar su cuota en el mercado de 52,6% en 2012 a 49,3% en 2013, dijo eMarketer.

Las mayores ganancias fueron para Facebook, cuya cuota de mercado saltó a 17,5% en 2013 de 5,4% el año anterior.

La web de la red social Facebook, en una imagen tomada el 30 de enero de 2014 en Washington (foto: AFP/Archivos, Karen Bleier)
La web de la red social Facebook, en una imagen tomada el 30 de enero de 2014 en Washington (foto: AFP/Archivos, Karen Bleier)

Twitter también consiguió fuertes ganancias, aunque su participación fue de un modesto 2,4% del mercado, de un 1,5% en 2012.

Para 2014, eMarketer prevé que Google se haga con un 46,8% del mercado, Facebook con 21,7% y Twitter con 2,6%.

El enorme aumento de la publicidad en dispositivos móviles explica por qué esas empresas están centrándose en sus plataformas móviles.

Según eMarketer, sólo 11% de los ingresos mundiales de publicidad de Facebook procedieron de los móviles en 2012, mientras que en 2013 la cifra alcanzó el 45% y se espera que en 2014 ronde el 63%.

Google espera conseguir un tercio de sus ganancias publicitarias de los dispositivos móviles este año, un 23% más que en 2013, dijo el informe.

 

20 de marzo de 2014, 09:03

cerrar