Gracias al Congreso, Otto Pérez Molina se salvó de ser capturado

La alianza entre PP y Lider en el Congreso rindió sus frutos, ya que si el Congreso habría retirado la inmunidad al Presidente este habría sido arrestado, en lugar de recibir otro antejuicio por los delitos de defraudación aduanera. (Foto: Wilder López/Soy502)

La alianza entre PP y Lider en el Congreso rindió sus frutos, ya que si el Congreso habría retirado la inmunidad al Presidente este habría sido arrestado, en lugar de recibir otro antejuicio por los delitos de defraudación aduanera. (Foto: Wilder López/Soy502)

El Congreso de la República discutía, hace una semana, el antejuicio contra el presidente Otto Pérez Molina, pero la ausencia de 44 legisladores permitió que el mandatario no perdiera su inmunidad. Ahora se ve que, gracias a los diputados, Pérez Molina aún respira tranquilo. 

Una investigación conjunta entre el Ministerio Público y la CICIG, determinó que el mandatario y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti lideraban la red criminal de defraudación aduanera “La Línea”, la cual se estima que desvió más de 1 mil millones de quetzales anuales.

El MP y la CICIG presentaron este viernes una nueva solicitud de antejuicio contra Pérez Molina, por los delitos de Asociación Ilítica y Defraudación Aduanera, pero si el Congreso hubiera retirado la inmunidad (como se esperaba) hoy tendría orden de captura por dichos señalamientos.

¿Qué pasó en el Congreso?

Las bancadas del Partido Patriota (PP) y Libertad Democrática Renovada (Lider), mantuvieron acuerdos para no sesionar, no llegar al quórum para que la discusión del antejuicio se retrasara durante los últimos dos meses. 

La semana pasada, cuando finalmente los diputados de Lider llegaron y correspondía conocer el antejuicio, con 114 diputados presentes, no fue posible retirarle la inmunidad al mandatario, ya que se requerían 105 votos para hacerlo.

En total hubo 88 votos, 26 en contra (oficialistas, incluyendo al Presidente del Congreso), y 44 ausentes. Pero si hubieran llegado 13 legisladores de Lider, 4 de la UNE, 2 de CREO, y 9 de TODOS, habría sido suficiente. Curiosamente, los diputados de ViVA, aún presentes en la sesión, se demarcaron del tablero para no votar.

Alianza fructífera 

El politólogo Phillip Chicola explica que la “partidocracia” que se unió en el Congreso para favorecer a Otto Pérez rindió sus frutos, y es por eso que el mandatario no fue arrestado junto con Baldetti.

Los dos antejuicios que el Presidente tiene en su contra no son excluyentes, el que interpuso el diputado Amílcar Pop es exactamente por lo mismo. Si el Congreso reaviva esta discusión, Pérez Molina debe enfrentar la justicia
Philip Chicola
, analista político.

Chicola refiera que una lógica racional llevaba a pensar que los diputados dejarían de defender al mandatario ahora y le quitarían la inmunidad. “Pero, ha pesado más la lógica de la corrupción y dependerá mucho de la presión ciudadana para que el Congreso cambie su ruta”, agregó.

Tres escenarios políticos

Por su parte, Christians Castillo del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos (IPNUsac), anticipa tres escenarios posibles sobre el camino que podría enfrentar el mandatario.

Un escenario, es que el antejuicio siga su camino y demore hasta tres meses llegar al Congreso, donde serán los diputados los encargados de repetir la discusión de retirar o no la inmunidad al Presidente. 

El segundo es que los legisladores retomen el antejuicio anterior y le retiren la inmunidad, con lo cual, las investigaciones en contra de Pérez Molina deberían continuar al día siguiente. 

Y el último es que Pérez Molina renuncie dejando sin materia los antejuicios, pero no así las denuncias en su contra, y podría ser arrestado para enfrentar a la justicia.

El Congreso es solo un monigote, tiene otros factores más fuertes, como la alianza entre Otto Pérez (PP) y Manuel Baldizón (Lider). Los diputados dan el espectáculo, son los títeres de una dinámica previamente establecida
Christians Castillo
, analista político del IPNUSAC

Castillo refiere que si los acuerdos políticos entre los diputados hubiesen sido más responsables, el Presidente estaría enfrentando la justicia ahora mismo.