Guía para que el cambio de colegio de los pequeños sea más fácil

Los padres deben tener muy bien alimentados emocionalmente a sus hijos, su autoestima alta y palabras siempre de afirmación.

Los padres deben tener muy bien alimentados emocionalmente a sus hijos, su autoestima alta y palabras siempre de afirmación.

Si para todos, hacer un cambio en la rutina diaria es muy complicado y difícil, imagina lo que significa para un niño. Tal es el caso del temido cambio de colegio a uno de “niños grandes”.

Un cambio drástico en su rutina diaria puede crear algún tipo de ansiedad ante lo desconocido en los infantes. 

“Lo primero y más importante debe ser la alimentación emocional dentro del hogar, una autoestima alta y la constancia del trabajo de un padre de familia” afirma Alejandra Rivera, Licenciada en Educación Inicial y Pre-primaria.

El centro educativo que los padres elijan para que su hijo inicie y termine su vida escolar debe coincidir con las necesidades educativas del hogar, esto para que el pequeño no tenga un conflicto o choque con su educación.

Es importante que los padres incluyan a sus hijos en la decisión de elegir el centro educativo. No solo se debe tomar en cuenta las instalaciones, el material, etc. Lo más importante es que conozcan la metodología con la que el colegio trabaja.

“Los padres deben platicar sobre el centro educativo con sus hijos, hacer planes a futuro juntos, resolver sus dudas y sobre todo, se debe hacer con palabras de afirmación. Aunque sean pequeños el niño o niña debe expresar su sentir sobre el nuevo colegio” dice Alejandra.

Es un proceso por el que todos los niños y niñas deben pasar, en un colegio van a explotar sus habilidades y destrezas
Alejandra Rivera
, Licenciada en Educación Inicial y Pre-primaria

La transición escolar es una etapa que puede afectar a la familia completa, “en la medida de que los padres estén seguros y confiados sobre la institución y el nuevo cambio, los niños van con esa misma seguridad y confianza al colegio” explica Evelyn Lechuga, coordinadora de Pre-primaria en el colegio La Asunción. 

Es recomendable que el centro educativo de Pre-Primaria vaya de la mano con el de Primaria ya que es una etapa importante en los niños, una etapa de desarrollo integral, social, afectiva, motora, emocional y cognitiva la cual es la base del ser humano.

Si se observa con atención este factor se logrará que el cambio de nivel educativo sea menos difícil para los pequeños.

El primer día de clases

Los padres de familia deben estar enterados con anticipación de horarios, requisitos, dejar preparado todo lo necesario un día antes para evitar estresarse en el último momento.

Es normal que los primeros días de clases, el pequeño llore, le cueste levantarse por la mañana, que diga que no quiere ir al colegio, que no se coma toda la refacción, que digan que no tienen amigos. En algunos casos es más dramático el cambio para el padre de familia que para los niños.

Los papás deben ser sinceros en todo momento con su hijo y explicarle las actividades que hará en su nuevo centro educativo.

En un colegio formal se requiere una mayor independencia por parte de los niños. Ellos deben empezar a asumir responsabilidades básicas, como por ejemplo guardar sus cosas, apuntar y sacar sus tareas, ir al baño y abrir su refacción.

Es en esta etapa que sucede una de los procesos mas importantes de la vida escolar, da inicio todo el proceso de la lectura y escritura formal. “Estas actividades deben ser vistas en casa como algo muy importante, los pequeños tendrán mas tareas que en su colegio anterior y se deben establecer estas rutinas en casa”, explica Lechuga.

Según las expertas consultadas, no hay una edad adecuada para que los pequeños empiecen a ir a un centro educativo.

Ambas hacen la salvedad de que si el niño no está al cuidado de mamá o papá en casa, es recomendable que asista a un establecimiento en donde se imparta estimulación oportuna de acuerdo a su desarrollo de cada etapa.

13 de agosto de 2015, 18:08

cerrar