Las hamburguesas de Edwin Escobar y otros alimentos para campañas

Por Alexis Batres

Durante la vigilia de Lider, el alcalde de Villa Nueva, Edwin Escobar, obsequió a los simpatizantes que lo acompañaron más de 2 mil hamburguesas, pero reiteró que fue la Concejal Suplente quien pagó la comida con sus ahorros. (Foto: Wilder López/Soy502)

La noche del miércoles fueron entregadas más de 2 mil hamburguesas, donas y gaseosas a simpatizantes del partido Lider que hicieron una vigilia de “paz” frente a la Corte Suprema de Justicia (CSJ), compra hecha por la concejal suplente de la Municipalidad de Villa Nueva, Sharol Morales. 

Edwin Escobar, alcalde de Villa Nueva, aclaró en su cuenta de Twitter que el dinero utilizado para la distribución de los alimentos no fue de la comuna que dirige, sino del bolsillo de la concejal, que gastó 40 mil quetzales para dicho propósito.

Sin embargo, no es la primera vez que la alcaldía de Villa Nueva adquiere hamburguesas para alimentar a los asistentes en las actividades de trabajo que dirige, pues en mayo pasado desembolsó 178 mil 800 quetzales en refacciones. 

La compra registrada con el Número de Operación de Guatecompras (NOG) 3936015, destinó dichos recursos para la compra de 1 mil 300 almuerzos, 1 mil 100 cenas, 1 mil 100 desayunos, 5 mil 800 refacciones y 4 mil tamales, adjudicado a la empresa Productos y Materiales Industriales, S.A., o Hamburguesas Berlín

Las refacciones, de acuerdo con las bases del contrato, con croissants, club sándwich, hot dogs, hamburguesas, chuchitos, empanadas y encanelados, los cuales incluían gaseosas, galletas, golosina y jugo en cajita. 

Discusión en Twitter

Escobar pasó varias horas desmintiendo en su red social de Twitter que los alimentos entregados durante la vigilia del partido de Libertad Democrática Renovada (Lider), se compraron con fondos públicos.

Incluso defendió a la concejal suplente, e indicó que ella ganaba alrededor de 16 mil quetzales mensuales y que, según sabía, posee ahorros suficientes para pagar la refacción para los simpatizantes del partido político por el cual busca la reelección a la alcaldía de Villa Nueva.

El alcalde de Villa Nueva explicó que no existe corrupción en su gestión, pues durante su administración no ha tenido una sola denuncia de la Contraloría, ni del Ministerio Público y mucho menos de la CICIG.

Barriga llena, ¿voto contento?

Pero no es el único alcalde que ha alimentado a sus seguidores, muchos jefes ediles utilizan las entregas de bolsas de alimentos para satisfacer las carencias de sus seguidores. 

En la actualidad, el descaro ha sido tan grande que el alcalde de Quetzaltepeque, Chiquimula, Álvaro Morales Sandoval, quien busca la reelección con Lider, desembolsó de los recursos de su comuna 439 mil 600 quetzales para la compra de víveres para los habitantes de su municipio.

La actividad fue nombrada como “Bolsa Amiga”, según se especifica en Guatecompras con el NOG 4047745, la cual se adjudicó el 25 de junio y se desconoce cuándo, cómo y cuántas personas fueron entregados.

Pese a que las comunas tienen libertad de utilizar los recursos, para evitar estas prácticas fue creado el Ministerio de Desarrollo Social, mismo que se encarga de distribuir bolsas de alimentos en todo el país. 

En otro caso, la municipalidad de San Pedro Pinula, de Jalapa gastó 896 mil 400 quetzales para la compra de víveres para personas en “extrema pobreza”, desembolso que se realizó en junio pasado.

En el municipio de Monjas, Jalapa, también se pagaron 890 mil 100 quetzales para la adquisición de víveres para familias de escasos recursos. La Municipalidad de Tacaná, San Marcos, gastó 138 mil 505 quetzales para comprar arroz, canela, haba, maíz, e incluso pagó por el diseño e impresión de etiqueta para 3 mil bolsas.

Pero el gasto más elevado, es el de la municipalidad de El Progreso, donde se pagó 1 millón 305 mil 348 quetzales para la adquisición de 26 mil 400 bolsas de alimentos.

24 de Julio 2015, 02:30 pm