Un hombre se arrepiente de tirarse de cabeza, pero algo salió mal

En Hunan, China, un hombre se subió a un semáforo colgante desde donde amenazaba que se lanzaría al vacío. 

Las personas que estaban en el lugar, lograron convencerlo de bajarse. Pero en un descuido de las autoridades se volvió a subir.

 

Decenas de personas presenciaban lo que ocurría en el lugar. Los bomberos ya habían instalado en la parte de abajo un colchón inflable por si el sujeto decidía tirarse. 

Un hombre que estaba en el lugar interviene y trata de alcanzarlo con un escoba para que se sujete y así pueda bajar. El problema era que no era lo suficientemente largo para llegar hasta donde se encontraba el individuo que únicamente portaba un pantalón negro. 

Luego alguien llevó lo que parecía un tubo de PVC, con una extensión mucho más larga. Sin embargo, por la flexibilidad de esta extención, fue difícil de manipular.

El aire parecía que dominaba el tubo que se movía de un lado para otro y que de pronto le dio algunos golpes al hombre que hacia malabares desde el semáforo. Las imágenes muestran cómo el suicida decide salvar su vida y se tira en dirección al puente, pero su salto no fue suficiente.

El hombre no logró sujetarse y cayó al suelo, pero no logró caer en el centro del colchón inflable.

Por fortuna, el joven sobrevivió, aunque tuvo que ser llevado al hospital.

* Con información de RT.

04 de junio de 2016, 10:06

cerrar