Las huellas que salvan vidas en los bomberos necesitan tu ayuda

La Unidad Canina de Rescate de los Bomberos Voluntarios de San Cristóbal necesita tu ayuda para poder continuar con su labor.

Diez perros de diferentes razas conforman este grupo entrenado con el método Arcón para buscar, detectar y rescatar personas soterradas. Algunos ya son rescatistas y otros están en proceso de adaptación y aprendizaje. 

Según cuenta el bombero Ángel Ordóñez, los canes son adiestrados durante 35 días seguidos en diferentes condiciones. Él y otros dos socorristas, certificados desde 2007, están a cargo del entrenamiento.

El entrenamiento de los perros se realiza en Guatemala gracias a 3 bomberos certificados. (Foto: Cortesía)
El entrenamiento de los perros se realiza en Guatemala gracias a 3 bomberos certificados. (Foto: Cortesía)

“Hay muchas historias detrás de estos perros que son considerados como muestra familia”, dice Ordoñez mientras acaricia al más antiguo de la manada, Tyson, el cual ha rescatado a muchas personas.

“Los perros no están entrenados para seguir órdenes, son animales específicamente para buscar personas soterradas”, dice el entrenador. Actualmente estos animales necesitan ayuda para poder seguir con su labor, ya que no tienen alimento. Además, se necesitan productos de limpieza para lavar las jaulas, shampoo y jabón para poder mantener limpios a los canes, cobijas para que ellos puedan dormir y un medicamento llamado actiforte para mejorar la movilidad y problemas de cadera.

 

Puedes hacer los donativos para Tyson, Yoshi, Luna, Tobi, Cooper, Dalton, Falcon, Luna, Daisy y Malu acercándote a la estación de bomberos en la 3.ª calle y 10.ª avenida, bulevar principal de San Cristóbal, zona 8 de Mixco. También puedes llamar al 2443-2697 para más información.

Como la mayoría de estos animales, esta unidad de perros es muy amistosa, cariñosa y juguetona, así que además de rescatar personas les gusta ser visitados para jugar, ser bañados y disfrutar de los niños y adultos.

Rescates

Algunos perros, como Tyson y Dalton, ya han participado en varios rescates: en el basurero de la zona 3, el terremoto de San Marcos y en la tragedia de El Cambray. En esta última rescataron al menos a 11 personas. “Estos son perros que arriesgan su vida, identifican el miedo de los soterrados y se quedan en el punto hasta que llega un rescatista”, afirma Ordoñez.

Es el caso de Muñeca, una golden retriever que pudo salvar la vida de al menos 50 personas soterradas, falleció en 2015 y dejó el legado de estos 10 perros que continúan con la labor.

La temporada de lluvia es cuando estos cuerpos de socorro tienen más trabajo debido a los deslaves y a tragedias.

31 de mayo de 2017, 07:05

cerrar