Imputan a Cristina Fernández por presunto lavado de dinero

La exmandataria argentina fue involucrada en el caso La Rosadita. (Foto: EFE)

La exmandataria argentina fue involucrada en el caso La Rosadita. (Foto: EFE)

La expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner sumó un nuevo traspié judicial luego de que un fiscal federal pidiera que sea investigada en una causa por presunto lavado de dinero. La solicitud llegó cuatro días antes de que deba declarar por presuntas irregularidades en el Banco Central durante su mandato.

También Julio de Vido, actual diputado y quien fuera ministro de Planificación Federal en el gobierno de Néstor Kirchner y los mandatos de Fernández, aparece señalado, entre más de una decena de personas, por el fiscal Guillermo Marijuan en el marco de la investigación de una supuesta red de lavado de activos, según la agencia oficial Télam.

Ya el pasado 21 de marzo, el juez de la causa, Sebastián Casanello, desvinculó a Fernández de la investigación de la Rosadita, que salpica a empresarios cercanos al kirchnerismo.

"En este proceso no está involucrada la expresidenta", aseguró en unas declaraciones a la radio el magistrado, quien insistió en que la causa que puso en marcha investiga "lavado de dinero delictivo" y no connivencias políticas.

Sin embargo, el fiscal optó ahora por pedir investigar a Fernández luego de que el juez, que decretó el secreto de sumario del caso, tomase ayer, en el marco del mismo, declaración durante más de 11 horas al empresario Leonardo Fariña, en prisión por evasión fiscal y quien amplió el testimonio que ya había dado anteriormente.

La causa que se investiga, por la que ya está detenido el empresario Lázaro Báez, cercano a la familia Kirchner, arrancó en 2013, cuando el financiero Federico Elaskar reconoció en un programa de televisión haber sacado del país millonarios fondos de Báez a través de sociedades inscritas en Panamá, algo que luego negó ante la Justicia.

10 de abril de 2016, 19:04

cerrar