La procesión de Jesús de las Palmas rinde homenaje al papa Francisco

Al compás de melodías alegres y triunfales, la Consagrada Imagen de Jesús de las Palmas salió del Templo de San Miguel de Capuchinas muy temprano en la mañana del Domingo de Ramos. Esta bella procesión, la única de temática alegre durante los días de la Semana de Pasión, nos muestra la representación de Jesús sobre una  “borriquita”  haciendo su arribo a Jerusalén.

En ocasión de conmemorar un año de pontificado del Papa Francisco, el adorno para el 2014 representa a la Consagrada Imagen de Jesús de las Palmas como “Sumo Sacerdote” alrededor de una iglesia derruida. Al frente se muestra la imagen de San Francisco de Asís haciendo la pregunta “¿Qué quieres de mí Señor?”. A los costados se aprecia el escudo del Papa Francisco. Cierra el conjunto una leyenda que reza: “Reconstruye mi iglesia” haciendo alusión al reto que enfrenta el primer Papa latinoamericano al tener que trabajar para enmendar la imagen de la Iglesia Católica en el mundo. 

Se cree que la imagen que actualmente se procesiona fue previamente un Corazón de Jesús hasta que fue transformada y adaptada para representar a Jesús entrando a Jerusalén a principios del Siglo XX. La borriquita sobre la que sale la imagen fue tallada en la década de los años 1950 por Francisco Masaya.  

Esta procesión  tiene 3 años de pasar frente a Santa Iglesia Catedral luego de adentrase en el antañón barrio de Gerona. Ingresa a su templo a las 13:10 horas aproximadamente. 

El paso solemne de Jesús de los Milagros 

Hoy, cuando el sol empezaba a irradiar en el centro histórico, en el Santuario Arquidiocesano del Señor San José se empezaban a filtrar las primeras notas de la marcha fúnebre “Mater Dolorosa” y con ellas, se deba inicio a uno de los cortejos de mayor duración en términos de recorrido de la Semana Santa guatemalteca: el de Jesús Nazareno de los Milagros. El cortejo pasa todo el día en la calle: sale a las 7 horas y hará su retorno a las 24 horas.  

La fanfarria romana anuncia la salida de la procesión con la Consagrada Imagen de Jesús Nazareno de los  Milagros “Rey  del  Universo”,  protector  perpetuo  de  la  Antigua  Guatemala. Las andas procesionales en este Domingo de Ramos lucen un trono celestial con los mensajes: “Yo soy Verdad”, “Yo soy Justicia” y “Yo soy Verdadero Dios”, entre otros. Al centro se muestra a la Muy Venerada Imagen de Jesús Nazareno de los Milagros, revestido de una elegante túnica color turquesa con una cruz dorada a cuestas.  

La veneración de esta imagen de la época barroca data de los tiempos previos a los terremotos de Santa Marta en Antigua Guatemala. En 1859 se oficializó su traslado al Templo de San José en la Nueva Guatemala de la Asunción después de múltiples periplos en otros templos como: el Templo del Beaterio de Indias, la Iglesia de Santa Rosa (primera Catedral de la actual ciudad capital) y el Cerrito del Carmen. El apelativo de “Nazareno de los Milagros” le fue colocado en 1930 y fue consagrada en 1993.