Jóvenes al rescate de la marimba

Vladimir Villatoro, es un joven de 34 años que en el 2013 ganó el concurso Un toque de Marimba, organizado por el Banco Industrial en el que se mezcla la música contemporánea y popular con los sonidos tradicionales de la marimba.
 
 
“He estado en contacto con la marimba desde niño porque con mis papás tenemos un grupo de investigación folclórica y se han dedicado a estudiar las tradiciones guatemaltecas desde que tengo memoria”, cuenta.
 
Villatoro dio clases de marimba durante 7 años en el colegio La Asunción.  
 
“Es un instrumento que reúne unas características únicas y se puede interpretar cualquier tipo de música: desde lo más bailable hasta lo más académico, música de orquesta sinfónica se puede transcribir para marimba.  Es un instrumento muy completo”.
 
Es un ícono guatemalteco que junto a la monja blanca y el mítico Tecún Umán reúnen los anhelos de una nación.
Vladimir Villatoro
Jocotillo Marimba Band
 
El músico cree que se le ha estigmatizado por el folclor y por eso los jóvenes no lo voltean a ver.  “Con el proyecto Jocotillo Marimba Band trato de sacarlo del estigma de folclórico y buscar la identidad nacional que le falta a esta generación”.
 
Villatoro tiene en ciernes un disco con 10 canciones que fusionan ritmos modernos con marimba y siempre busca recalcar el tema de la identidad guatemalteca.
 
“Es un ícono guatemalteco que, junto a la Monja Blanca y el mítico Tecún Umán reúne los anhelos de una nación”.

19 de febrero de 2014, 20:02

cerrar