Juez envía a prisión a los 15 implicados en caso Lago de Amatitlán

El argumento de que carece de recursos económicos para salir del país que sostuvo el abogado defensor de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, Mario Cano, no convenció al juez Arnoldo Orellana para no dictarle prisión preventiva por un nuevo proceso judicial; situación que se repitió con los otros 14 implicados en el caso de corrupción conocido como Lago de Amatitlán. 

El hermano de la exvicepresidenta, Mario Baldetti; Hugo Roitman, más conocido como "Uri"; el exsecretario específico de Agua y Saneamiento, Pablo González; y el exdirector de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán (Amsa), Edvin Ramos Soberanis, y otros 10 sindicados deberán continuar recluidos en Mariscal Zavala, a donde fueron enviados desde el 23 de febrero cuando fueron capturados. En tanto que la exvicemandataria, seguirá detenida en la Cárcel para Mujeres de Santa Teresa. 

Orellana rechazó la solicitud de la Fiscalía de otorgar una medida sustitutiva para Ramos, Rubén Torres Anleu, Manuel Francisco Sosa y Clara Carballo. El juzgador sustentó su decisión en que todos los implicados tienen el riesgo de incidir en los 27 testigos que no han sido escuchados por el caso y en los 11 que brindaron su declaración como anticipo de prueba.

Entre los que, según el Juez, deberían constituirse como testigos por haber participado de alguna manera u otra en el proceso, figuran el expresidente Otto Pérez por haber sido mencionado en repetidas ocasiones como la autoridad que giró la orden de darle seguimiento al proyecto de limpieza del lago.

Asimismo, se refirió a la exministra de Ambiente, Michelle Martínez, quien era la rectora de la limpieza de fuentes acuíferas en 2014 cuando se gestionó el contrato anómalo con la compañía M. Tarcic Engineering Ltd., así como al propietario de la empresa que se benefició, el israelí, Mario Tarcic, por quien los abogados defensores cuestionaron en repetidas ocasiones porqué no estaba en la audiencia. 

 
Según la investigación, la exvicepresidenta usó su poder político para otorgar la concesión de un contrato para la limpieza del Lago Amatitlán por valor de 137.8 millones de quetzales a la empresa israelí M. Tarcic Engineering LTD.
 
 
El hermano de Baldetti, Mario, también procesado por los mismos delitos, supuestamente fue intermediario entre la empresa y el Estado, y fue quien coordinó todas las acciones para realizar esta operación fraudulenta, de la que daba cuentas a la exvicepresidenta a menudo a través de varios informes con el alias "la mera, mera", como prueban los correos electrónicos.
 
 

11 de marzo de 2016, 14:03

cerrar