Kevin Díaz es despedido por el equipo al que él siempre apoyó

Luego de ofrecer una conferencia de prensa en la que manifestaron su repudio por la muerte del aficionado y seguidor de Comunicaciones, Kevin Díaz, de 17 años, quien hoy habría cumplido 18 años, los jugadores cremas se dirigieron a la Iglesia Evangélica Luz y Vida, en San Miguel Petapa, donde están siendo velados sus restos.

Los jugadores le dieron el pésame a la familia, en la que todos sus integrantes, vestían la camiseta de Comunicaciones, y el ataúd también era blanco, para confirmar la afición que siempre tuvo hacia su equipo. Le entregaron un balón, y un donativo económico a su familia.

El domingo, cuando Kevin se dirigía hacia el estadio El Trébol, para respaldar a su equipo en el Clásico del fútbol guatemalteco frente a Municipal, fue interceptado por un grupo de barras bravas que, al ver que portaba la camiseta rival, lo golpearon e hirieron con un cuchillo en el estómago, herida que le ocasionó la muerte cuando era trasladado al Hospital Roosevelt.

Antes de salir hacia el estadio, compartió un mensaje en sus redes sociales, en el que decía que "Nada, ni la muerte, podría alejarlo de su equipo".

28 de abril de 2014, 19:04

cerrar