La mujer conocida como "la más fea del mundo" da una lección de vida

Luego de tener una vida dura, lejos de deprimirse, decidió emplear su experiencia vital y ofrecer charlas y conferencias. 

Luego de tener una vida dura, lejos de deprimirse, decidió emplear su experiencia vital y ofrecer charlas y conferencias. 

Lizzie Velásquez es una mujer de 24 años que padece una extraña enfermedad que la obliga a comer más de 60 veces al día sin subir de peso, le causa vejez prematura y afecta su visión. Ante esta dura realidad decidió establecer sus propios criterios de belleza y sus deseos por superarse e ignorar las fuertes críticas la han convertido en oradora y motivadora. 

Una de sus conferencias más famosas fue en Ted Ex Austin Women, donde explicó cómo supera los problemas ocasionados por este mal. El video de la misma se ha convertido en uno de los más compartidos y reproducidos en YouTube en las primeras semanas de enero. 

En él Lizzie comenta cómo desde su infancia ha tenido que soportar burlas y miradas de asombro y rechazo por su apariencia. Nadie quería jugar con ella y eso la motivaba a hacer reclamos a sus padres, tratando de encontrar una explicación. 

Solo eres más pequeña que ellos, tienes un síndrome extraño, pero eso no definirá quién eres.
Padres de Lizzie

Lizzie nunca ha sobrepasado la barrera de las 66 libras, su enfermedad le impide subir de peso y comparte esta condición solo con una persona más en el mundo. 

Cuando entró a la secundaria, unos compañeros grabaron un video y lo subieron a internet, lo titularon “la mujer más fea del mundo”. Cuando Lizzie lo vio ya más de tres millones de personas lo habían visto e hicieron crueles comentarios como “hazle un favor al mundo y pégate un tiro”.

He tenido una vida difícil. Pero todo está bien
Lizzie Velásquez
, oradora y motivadora.

A pesar de esto la mujer no sucumbió ante la depresión. Desde entonces Lizzi va a las universidades de Estados Unidos compartiendo su testimonio. Además, ha escrito tres libros en los que desgrana el día a día de esta enfermedad aún sin diagnóstico. 

20 de enero de 2014, 12:01

cerrar