Las velas que alumbran la Semana Santa

Claribel Flores y Daniel Toledo, una pareja de novios, iniciaron hace siete años una aventura empresarial. Después de pensar en varias opciones, decidieron emprender un negocio aprovechando las habilidades manuales de la joven.

De esta manera nació “Chandelle, creatividad en cera” una pequeña empresa que se dedica a la elaboración de velas aromáticas, con diseños diferentes.

Cada uno de los detalles de las velas son elaborados a mano, una labor que requiere de tiempo y dedicación para que cada pieza quede perfecta.

“Una vela elaborada con detalles minuciosos puede llevarme hasta tres horas en fabricarla y decorarla”, expresa Claribel Flores, propietaria de Chandelle, creatividad en cera.

Las primeras piezas que fabricaron eran alusivas a Navidad, pero la demanda por la época de Semana Santa se incrementó después que los jóvenes tuvieron la idea de elaborar cucuruchos y salieron a vender en los cortejos procesionales.

Desde ese momento, Claribel fue agregando a la colección velas de 14 tipos de cucuruchos, vírgenes, sacerdotes, hasta llegar a elaborar un cortejo procesional completo.

Entre el repertorio de velas se observa unas muñecas vestidas con trajes típicos, propios de cada región, elaboradas en diferentes tamaños.

La popularidad de las velas personalizadas se ha incrementado en los últimos días. A la colección se han agregado velas en forma de princesas, pero lo novedoso no queda allí: si el cliente desea una vela con un diseño especial se fabrican bajo pedido y se entregan alrededor de una semana después.

Puedes hacer tus pedidos en la página oficial de Facebook.

 

15 de abril de 2014, 10:04