El Madrid pierde un juego, el liderato e impulso previo al clásico

El Real Madrid perdió su primer partido de la temporada, además del liderato, y queda tocado para el venidero clásico ante el Barcelona después de que el Sevilla le diera un repaso en la segunda mitad y le endosara un 3-2.

El conjunto sevillista le devolvió al Barça el favor que le hizo hace un mes al Madrid al ganar a los azulgranas en el Sánchez Pizjuán (2-1) y ahora deja a los dos colosos para que se midan en el Bernabéu.

Salió el conjunto madridista sabiendo que el Barcelona no había fallado en la visita del Villarreal al Camp Nou (3-0) y que no podía equivocarse en el Sánchez Pizjuán para acudir dentro de dos semanas al clásico del Santiago Bernabéu igualado a puntos con los azulgranas.

El técnico del Sevilla, Unai Emery, después de dos derrotas consecutivas y mal juego, ante el Villarreal en la Liga y Manchester City en la 'Champions', hizo una minirevolución en el 'once' con hasta cuatro novedades para darle otro aire a los suyos.

El Real Madrid, se había adelantado con un gol de chilena de Sergio Ramos (22), en una jugada en que se lesionó el hombro izquierdo, pero el Sevilla, que subió a la décima plaza, le dio la vuelta al partido con los tantos del italiano Ciro Immobile (35), del argentino Ever Banega (61) y de Fernando Llorente (75).

Con el tiempo cumplido, el colombiano James Rodríguez marcó el segundo tanto del Real Madrid (90+3) con un zurdazo desde fuera del área, pero ese tanto de poco le sirvió a los blancos, en la última jugada del partido.

Con la derrota del Real Madrid, la primera del equipo de Rafa Benítez en toda la temporada, y el triunfo del Barcelona, el equipo catalán se hizo con el primer puesto, con tres puntos de ventaja sobre los blancos.

08 de noviembre de 2015, 16:11

cerrar