Mario Pacay continúa en su carrera más importante: la de sus estudios

La vida de los deportistas guatemaltecos sortea muchos retos y rivales a vencer. Las marcas, metas, competencia, fatiga, esfuerzo y coraje lo forjan día a día en los entrenos; pero fuera de las pistas también buscan salir adelante y "tener un futuro", por ello deciden tomar los libros, lapiceros y estudiar

Como es el caso de los medio fondistas Mario Pacay y Domingo Icó, quienes están de vuelta a las clases gracias a su decisión y el apoyo de la "Fundación Manos al Deporte", que inició con la misión de conseguir "padrinos" para los deportistas que quieran estudiar. 

La Fundación es una iniciativa del entrenador de atletismo, Carlos Trejo, quien inició con la campaña de recolección de tenis para repartir entre los atletas más necesitados. 

"También surgió la idea de ayudarlos a estudiar y que los deportistas vean que hay una vida después del deporte. Los padrinos ayudan directamente al atleta con una beca o media beca de estudios", contó Trejo, quien entrena a Mario Pacay y Domingo Icó. 

Con sonrisa de oreja a oreja, Pacay cuenta que el curso de idioma español es su favorito. "Pasé dos años sin estudiar, pero ahora estoy contento de volver a sacar los cuadernos", expresó.

En la clase (donde estudia todos los sábados) es reconocido, sus compañeros le estrechan la mano y hablan de las tareas antes del "ring" del timbre. Mario y Domingo estudian en el Colegio América Latina, en la zona 13 capitalina. 

Mario tiene 18 años y mucha proyección en el atletismo guatemalteco. En 2014 ganó medalla de bronce para Guatemala en la prueba de 5,000 metros planos, en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Veracruz. También participó en los Juegos Panamericanos donde se ubicó entre los mejores 15 de sus dos especialidades (5,000 y 10,000 metros). 

"Este año el objetivo es romper las marcas nacionales en esas dos distancias", confesó el atleta de Alta Verapaz, que en julio próximo cumplirá 19 años. 

Por sus logros deportivos se ganó una beca mensual del Comité Olímpico Guatemalteco y el patrocinio de la empresa Caña Real. En las populares "carreras dominicales" que compite (por planificación) ha impuesto condiciones. En 2014 ganó la Carrera de las Rosas y fue el mejor guatemalteco de la 21K de la Ciudad. 

Este año ya ganó dos primeros lugares. En la Carrera del Ingeniero y en la de la Fundación de McDonald´s, este domingo. 

El sueño olímpico de Mario, está más allá de Río 2016; en Tokio 2020 buscaría llegar en plenitud de condiciones para conseguir la marca. 

22 de febrero de 2016, 09:02

cerrar