Merly Lisseth ya había denunciado a su pareja por violencia

Como en la mayoría de casos de femicidio, la víctima ya había alertado de la violencia que sufría. Eso le pasó a Merly Lisseth Constanza Benito quien hace un año denunció la violencia intrafamiliar que padecía, pero como suele suceder, meses después pidió que las medidas de seguridad quedaran sin efecto y regresó al lado de su pareja Josué David Arévalo López, quien ahora está acusado de haberle dado muerte.

Familiares y amigos describieron que la relación era tormentosa y los conflictos se agudizaron por la falta de empleo de Arévalo y los celos desmedidos.

Esta historia de violencia intrafamiliar terminó con él en prisión, con proceso abierto por femicidio, y una niña de casi año y medio que se quedó sin su mamá.

La fiscalía de Delitos contra la Vida tendrá tres meses para fortalecer la investigación y el 13 de junio se ha previsto que se realiza una nueva audiencia, donde se definirá si el joven enfrenta juicio por la muerte de su pareja.

Invitó a sepelio en Facebook

Arévalo, invitó a sus amigos y familiares a acompañarlo al sepelio de Merly a través de su perfil de Facebook, donde colocó un moño negro en señal de duelo, días antes también anunció la supuesta desaparición de su esposa.

Las primeras investigaciones del Ministerio Público (MP) determinaron que Merly fue asesinada en el auto de su pareja, según la necropsia habría recibido varias puñaladas en el cuello.

Su cuerpo fue sepultado de manera clandestina en un terreno de una reconstructora en la zona 3. El sindicado dijo que llegó a ese lugar para enterrar a un perro.

01 de marzo de 2016, 08:03

cerrar