Sonia, la mujer que perdió a 35 miembros de su familia en El Cambray

“Éramos felices en el lugar”, recuerda Sonia Escobar, de 50 años, quien perdió en la tragedia del Cambray a 35 de sus familiares, de los cuales aún no logra recuperar los cuerpos de varios de ellos.

Hace 20 años, cuando Sonia y su esposo llegaron a vivir a la “zona cero”, como se le nombra al área del deslizamiento, era un lugar de tierra, sin luz y a los 5 años empezó a poblarse como en la mayoría de lugares cercanos a la ciudad, sin imaginar que años más tarde sería el escenario de dolor y muerte para la mayoría de su familia.

El lugar era muy bonito, todos éramos muy unidos y hasta el día de hoy todavía lo somos
Sonia Escobar
, sobreviviente de la tragedia

“Yo perdí todo, mi familia, mi esposo, mi casa”, dice con lágrimas en los ojos al recordar el momento del desastre y que esta viva “de milagro” ya que esa noche salió a un rezo en la casa de una vecina y cuando se dirigía a su casa se detuvo a conversar con un vecino. “A cinco casas del desastre me quedé”, afirma Escobar, quien dice que todo fue tan rápido que escucharon un fuerte ruido y vieron caer un enorme bulto de tierra, sin imaginar la magnitud del desastre.

Gritos pidiendo ayuda fue lo que empezó a escuchar, mientras ella misma llamaba a los socorristas para poder auxiliar a su familia que estaba soterrada. “Cuando le dije a mi hijo que subiera a ver, me empezaron a temblar las piernas y escuché lo que nunca me imaginé que me pasaría... me dijo: 'mamá mis hermanos están bajo tierra'", Sonia quiso escarbar con sus propias manos, pero cualquier esfuerzo era inútil ante la maginitud de lo ocurrido.

Entre las personas que perdió está su esposo, nuera, siete de sus ocho hijos y seis nietos, su concuña y sus tres hijos, su cuñado; su suegra y sus dos nietas; su otra cuñada con sus dos hijos y su esposo; y por último su hermano con sus dos hijos y su esposa. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)
Entre las personas que perdió está su esposo, nuera, siete de sus ocho hijos y seis nietos, su concuña y sus tres hijos, su cuñado; su suegra y sus dos nietas; su otra cuñada con sus dos hijos y su esposo; y por último su hermano con sus dos hijos y su esposa. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

Tres días fueron los que Sonia vivió pensando que su familia continuaba con vida, pero ninguno fue rescatado vivo. Hasta el día de hoy a Sonia le queda por hallar a dos hijos y un nieto, le falta por enterrar a nueve familiares y han dado sepultura a 23.

Sonia vive en el albergue y ha recibido mucha ayuda de los guatemaltecos, a quienes agradece por el apoyo incondicional en los momentos más difíciles de su vida y asegura que buscará su misión al quedar con vida, luego de que Dios la librara de la muerte.

01 de noviembre de 2015, 13:11

cerrar