México va a la final de la Copa Oro 2015 en medio de dudas y polémica

México avanzó a la final de la Copa Oro 2015 al vencer de una manera polémica y bochornosa, por 2-1 ante Panamá, en un partido en donde el arbitraje fue nuevamente el gran protagonista.

Panamá, con 10 jugadores tras la expulsión de Luis Tejada, a los 25 minutos, por un manotazo sobre un zaguero mexicano, (debió ser sancionado con tarjeta amarilla), dominó a los mexicanos durante gran parte del partido.

El gol del triunfo llegó por medio de Román Torres, quien con remate de cabeza superó a los zagueros y al portero Guillermo Ochoa.

Y cuando parecía que México perdería el partido por su escaso nivel futbolístico y una buena labor canalera, sin embargo un horror del árbitro estadounidense Mark Geiger, quien marcó un penalti a favor de los aztecas, para provocar la locura en la cancha.

Los panameños amenazaron con retirarse de la cancha, el silbante lució desconcertado, el cuarto oficial, el salvadoreño, Joel Aguilar Chicas tampoco atinaba qué hacer y por varios minutos el partido estuvo detenido.

Al final, se reanudó el encuentro, Andrés Guardado al 90 cobró el penal y lo convirtió, el juego se empató y se debió jugar tiempo extra.

Los mexicanos continuaban sin poder superar a los canaleros que, fieles a su estilo, mostraron orden táctico, fortaleza física y mucho corazón en la cancha.

Cuando todos creían haber visto todo, vino una nueva jugada en el área panameña y el silbante otra vez pitó penal, al minuto 105, para que Guardado hiciera el gol que marcó la diferencia.

Los mexicanos ya no fueron al frente y solo manejaron el tiempo y el partido, para firmar una de las noches más negras para el futbol de la Concacaf, la que se conjuga con la del duelo anterior donde los aztecas avanzaron a semis gracias un penalti inexistente contra Costa Rica.